16 millones de mexicanos en pobreza extrema por ingresos entre los meses de febrero y mayo de 2020, debido a la pérdida de empleos y los consiguientes ingresos que se han registrado por el paro de la economía a consecuencia de las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias ante la pandemia del COVID-19.

Así lo muestra un nuevo estudio del Programa Universitario de Estudios del Desarrollo (PUED) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), elaborado por Curtis Huffman y Héctor Nájera, el cual estima que la adición de las 16 millones de personas a la pobreza extrema por ingresos sería “el peor escenario” identificado hasta ahora.

Lo anterior implica que entre febrero y mayo el número de personas en condición de pobreza extrema por ingreso se habría elevado de 22 a 38 millones de personas, un resultado que estaría en línea con estimaciones presentadas por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en semanas anteriores.

El pasado 11 de mayo el Coneval publicó un estudio en el que presentó una primera aproximación del impacto de COVID-19 en la pobreza, el cual arrojó que hasta 10.7 millones de mexicanos podrían caer en pobreza laboral al cierre del 2020 ante la crisis sanitaria generada por el coronavirus y sus potenciales consecuencias económicas.

No hay comentarios

Dejar respuesta