Por Alex Villegas..

La confrontación del ciudadano presidente contra los intelectuales e impulsores de la conformación un bloque opositor, muestra de nueva cuenta su poca tolerancia.
El ciudadano presidente olvida que, en su momento, como opositor a las administraciones panistas y priistas, en más de una ocasión impulsó y respaldó la conformación de un bloque opositor.
Decir que da pena ajena que se impulse una alianza entre ciudadanos y partidos, para que la Cámara de Diputados recupere su rol de contrapeso, deja más que mal parado al ciudadano presidente, porque justo con ese propósito se impulsaron diversos bloques, durante su época como opositor y nunca esgrimió un argumento de tal envergadura.
No cabe duda de que desde la comodidad de Palacio Nacional y con la banda presidencial en el pecho, todos los escenarios se aprecian de manera distinta, a partir del ejercicio del poder.
Pacto federal
La pretensión de algunos gobernadores de modificar el pacto federal, específicamente en el rubro de distribución de los recursos fiscales, no está dentro de los planes del ciudadano presidente.
Rechaza la modificación porque, sin duda, su aplicación le restaría los recursos que requiere para dar continuidad a los programas sociales que ha implementado y lo más grave, mermaría su influencia entre el pueblo bueno.
Es claro, sin menos recursos el ciudadano presidente se sentiría vulnerable.

Deja un comentario