María Esther Beltrán Martínez

Málaga, España.-  El director mexicano Arturo Ripstein recibe virtualmente el premio Retrospectiva que otorga el diario Málaga Hoy, además que se presenta a competición su película El diablo entre las piernas.

El día que se presenta a competición en la Sección Oficial para llevarse la Biznaga de Oro de la 23 edición del Festival de Málaga Cine en español, se entrega el premio Retrospectiva, por una vida irremediablemente ligada al cine.

Debido a la pandemia mundial el festival tuvo un encuentro virtual  con el cineasta mexicano y  Juan Antonio Vigar, director del festival.

 “Nos sentimos muy honrados de poder darte este Premio Retrospectiva en tiempos tan feroces como estos pero no por ellos menos impregnados de la admiración que sentimos hacia ti” indicaba Vigar.

Ripstein quien se encuentra confinado en México por la situación del Covid-19 agradeció el reconocimiento a su carrera y se mostró amable.

“Todos los días son martes.Llega un momento en que el tiempo desaparece y poder tener un paréntesis para recibir este reconocimiento a mi carrera es un privilegio”.

Lamentó el no poder estar físicamente en Málaga. “Era un viaje al que le tenía muchas ganas porque mi película El diablo entre las piernas se proyecte en esta edición del Festival y encima me den esta Biznaga… ¿qué más puedo pedir?”

En el encuentro virtual habló sobre su trabajo, la distinción que tiene para hace diversas secuencias y lo importante  que ha sido tener un buen guión.

Después del encuentro con Vigar se realizó la conferencia de prensa donde estuvo acompañado  por Paz Alicia Garciadiego guionista de El diablo entre las piernas.

Ripsten hizo mención de la calidad que debe tener el guión y el proceso de creación.Garciadiego señaló que para ella es muy importante transmitir los olores y lo que destaca en su trabajo  El diablo entre las piernas, es  el  olor a decadencia,  a viejo, a polvo.

“Este trabajo inició cuando me vi  en el espejo y no me reconocí.  Fue cuando me surgió la idea de hacer una historia de la vejez, pero con una vejez de necesidades sexuales, de una vejez celosa y viva”. Para la guionista indicó que su objetivo no fue darle un lugar a la mujer sino mostrar las necesidades que se tienen de sexo aun cuando se está viejo.

Detalló el cineasta que hay varias visiones en su trabajo de la chica que hace el aseo y la cámara “son dos miradas, todo forma parte para ver que es la apariencia y que es la verdad”.

Por la noche se celebró en el Teatro Cervantes la Gala de premiación donde se proyectó un vídeo con la entrevista a Ripstein.

Recordó que, en una conversación con Guillermo del Toro, le dijo “reinvéntate”, y su respuesta fue: “la única forma de reinventarme es yendo a una tienda a comprarme ropa nueva, lo que tiene uno en las tripas termina más o menos devorándose con la misma bacteria, la misma furia y la misma enjundia”.

No hay comentarios

Deja un comentario