Los panteones de la Ciudad de México estarán cerrados este 1 y 2 de noviembre para evitar el riesgo de contagios de COVID-19 entre los asistentes. Pero desde este viernes algunos cementerios ya se encuentran cerrados al público y causa molestias.

La mañana de este viernes, el panteón Dolores, en la alcaldía Miguel Hidalgo, fue resguardado por efectivos de la policía capitalina y vallas metálicas para impedir el acceso.

“Hoy no es 31 y ya está cerrado el panteón, le estoy preguntando al policía y hasta se molesta conmigo, y le digo entonces ya el martes podemos venir, es que no sabemos si sí lo van abrir el martes o no”, insistió Socorro Alba.
La familia de Rocío Hernández es una de las muchas que intentaron llevar ofrendas a sus difuntos. Ella vino desde Ecatepec, Estado de México, al panteón de San Lorenzo Tezonco para visitar a su madre.
“Entiendo que no podemos pasar todos por medidas de seguridad de nosotros y de todos, simplemente estoy pidiendo que me dejen pasar a mí, poder dejar las flores a mi familiar y retirarme, no quieren”, dijo Rocío Hernández.

Deja un comentario