Ciudad de México a 27 de noviembre 2020 (CDMX PRESS).-

En un reportaje realizado por Fátima Monterrosa y Jorge Ulloa titulado “Comerciantes del Centro Histórico CDMX denuncian cobro de cuotas y violencia por la Asamblea de Barrios”, se recoge el testimonio de Claudia Morales, una trabajadora de la zona que acusó una serie de extorsiones, amenazas y abusos a cargo de la lideresa capitalina.

De acuerdo con el esquema de pagos, los delegados de la asociación, se encargan de gestionar la recaudación de recursos por parte de los locatarios en las calles de Motolinía, Tacuba, Allende, 16 de septiembre y 5 de mayo, la cual consiste en 500 pesos a la semana para su “protección” y 100 pesos diarios por cada volantero que tengan en las calles para atraer clientela.

Los recursos son dirigidos a la cuenta de Santander 65-50607840-8 a nombre de Comercio Alternativo para una Vida Digna y, al respecto, Leidy Sarahí Olvera García es la responsable de acreditar la captación de recursos.

Los comerciantes establecidos en el Centro Histórico de la Ciudad de México han sido objeto de múltiples peligros y extorsiones a lo largo de su quehacer como vendedores. Normalmente se habla de presuntos criminales pertenecientes a cárteles como La Unión Tepito o la Fuerza Anti Unión; sin embargo, poco se menciona a la Asociación Comercio Alternativo por una Vida Digna, A.C., liderada por Graciela Coronel, hija de María Alejandra Barrios Richard, quien les ha hecho pasar por numerosas penurias.

De acuerdo con una investigación de Noticieros Televisa, Coronel Barrios es la responsable de cobrar “derecho de piso” a quienes tienen los puestos de las ópticas en el primer cuadro de la ciudad, cerca del metro Allende de la Línea 2 del Metro del Sistema de Transporte Colectivo (STC).

Los Comerciantes manifiestan en cuanto a los actos de coerción en su contra, la comerciante refirió que:

Al negocio de mi hijo se metió esta Diana Sánchez Barrios y Graciela con sus delegados y destrozaron el local. Se metieron, golpeó Diana a mi hermana, a mi sobrino lo echó a la patrulla y que se lo llevaran.

Otro nombre que sale a colación es el de Alejandro Escorza, “El Chambas”, un delegado encargado de coadyuvar en las tareas de extorsión y amedrentación contra los comerciantes.

“Hoy es el último viernes, de las semanas de pago del mes de octubre, entonces requiero de todos sus vouchers, por favor. Fueron cuatro vouchers de semanas, uno de fideicomiso y ya requiero su voucher del domingo para que no empecemos mañana con que no pueden trabajar sus volanteros. Como yo les friego a ustedes, ustedes estén fregando porque se les levantaron a sus volanteros”, se escucha en un audio donde, de acuerdo con Televisa, la voz es la de El Chambas.

Claudia también declaró ante los reporteros que ha recibido amenazas de muerte en su domicilio. “Me fueron a disparar a mi zaguán, me dejaron unos girasoles que era de mi muerte, que si yo hablaba o decía algo; de hecho, pues tengo temor por mi vida, por mi familia, por mi esposo. Yo la hago responsable de lo que me pase a mí y a mis hijos de todo lo que estamos viviendo”, aseguró.

La capacidad de ejercer este tipo de amedrentaciones se relaciona a María Alejandra Barrios Richard, quien desde la década de los 50 se desempeña como comerciante. Décadas después, en 2003, fundó la Asociación Legítima Cívica Comercial, A. C., misma que fue adherida al Partido Revolucionario Institucional (PRI). También fue diputada local en la Asamblea Legislativa del entonces Distrito Federal por el Revolucionario Institucional y presidió la Comisión de Vigilancia y Evaluación de Políticas y Programas Sociales.

Asimismo, por parte de ese mismo partido político, en 2013 recibió la medalla “La Coronela” y en 2015 compitió por la jefatura delegacional de Cuauhtémoc; sin embargo, fue derrotada por Ricardo Monreal Ávila, de Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Deja un comentario