Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado, afirmó que la reforma al Poder Judicial no es incompleta y si bondadosa, porque terminará con los circuitos de poder que han afectado la impartición de justicia y rechazó que con ella se empodere más al presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El presidente de la Junta de Coordinación Política, destacó que es la reforma más importante que se ha hecho al sistema judicial, desde la presidencia de Ernesto Zedillo Ponce de León.

Precisó que este es el inicio de un proceso integral, pues ahora no se contienen todas las reformas que se quieren para mejorar al Poder Judicial.

Aseveró que con esta reforma se terminará con la discrecionalidad en el nombramientos de jueces y magistrados.

Otra bondad del proyecto, dijo, es la Escuela Judicial que contribuirá a la formación de jueces y magistrados con un mayor nivel de conocimientos y mayor criterio en la impartición de justicia.

“La razón principal es dar paso a una nueva funcionalidad de la Corte, más ágil, más seguro y con mayor calidad para el justiciable, para el usuario, para el que acude a los tribunales. (…) Abona en contra del nepotismo y la corrupción y de los intereses creados en donde hay verdaderos circuitos de poder, de jueces, magistrados, secretarios de acuerdo que pertenecen a una familia o, que pertenecen a una misma red de tráfico y, que ha afectado la impartición de justicia”.

Rechazó que con la reforma haya una mayor concentración de poder en el presidente de la Corte.

“Yo diría que se otorga poder a la capacitación, se otorga poder a la calidad de los jueces y juezas, se otorga poder a los tribunales de apelación, se otorga poder al Poder Judicial de la Federación, no a una persona sino a un ente para que tenga posibilidades de ejercer con autonomía, independencia y libertad su función jurisdiccional que debe de ser rescatada”.

Ricardo Monreal reconoció que no tiene garantizada la mayoría calificada, para que el pleno le dé el aval a esta reforma.

Señaló que la oposición tiene importantes inconformidades, entre ellas, que a la Defensoría de Oficio no se le de haya dado autonomía plena, como proponía.

Deja un comentario