El cortejo fúnebre del legendario Diego Maradona partió de la Casa Rosada hacia el cementerio, en la periferia noroeste de Buenos Aires, luego de suspenderse este jueves el velatorio público en el marco de incidentes de fanáticos que ingresaron en los patios de la sede gubernamental.

Los desmanes se produjeron cuando la policía intentó poner un límite a la fila de personas cuando faltaban dos horas para el final del velatorio, según el horario previsto inicialmente. Diversos medios de prensa trasandinos mostraron numerosos heridos de bala de goma y detenidos, aunque no hay información oficial.

Maradona falleció el miércoles a los 60 años de un paro cardíaco y sus restos fueron velados en la Casa Rosada, por decisión de la familia. Durante casi 10 horas desfilaron frente al féretro miles de personas pero al anunciarse un inminente cierre de la despedida se desataron los incidentes.

Deja un comentario