Por Alejandro Villegas…

El ciudadano presidente frenó la iniciativa sobre outsourcing, en lo que puede interpretarse como un triunfo de los hombres de empresa.
Los argumentos sobre negociaciones que incluirían el reparto de utilidades y otras prestaciones, así como el cumplimiento de obligaciones tributarias son lo de menos.
Lo evidente es que el diálogo de los empresarios con el ciudadano presidente, el cabildeo directo con quien manda en este país rindió frutos y el Legislativo dócil se pliega de nueva cuenta a la voluntad del Ejecutivo, como en los mejores tiempos del priismo.
Por lo pronto, en el cabildeo no aparecen representados los empleados de ese sector, lo que pone de manifiesto la importancia que se les concede. Por más que añejos líderes se presten para aparecer en la foto y como signatarios de acuerdos.
No cabe duda que en apariencia, bajo la tutela del ciudadano presidente, las negociaciones servirán para beneficiar su imagen, entre el respetable, lo demás es lo de menos.
Clases presenciales
La pretensión de que, en los estados, donde el semáforo epidemiológico, marca verde, se retomen las clases presenciales es más que polémica.
Pero, a fin de cuentas, lo claro es que la decisión final queda en manos de los mandatarios estatales y los padres de familia, quienes cargarán con la responsabilidad moral de esa decisión. El ciudadano secretario de Educación Pública abiertamente se lava las manos, solo sugiere, aunque pretende dictar línea.
De entrada, se antoja poco posible que ante el panorama que se aprecia, a pesar de la eventual aplicación de la vacuna, se opte por el retorno a las aulas

Deja un comentario