Por Alex Villegas..

Si algo hay que reconocerle al ciudadano presidente es su persistencia, aún en permanecer en el error o en la aplicación de una estrategia equivocada.
En ese plano, en lo inmediato resalta la determinación de endosar la culpa por el desabasto de medicamentos para el tratamiento de cáncer, a directivos de hospitales, sin aceptar parte alguna de culpa.
Además de la negativa a recibir y reunirse con los integrantes de la marcha que encabezan Javier Sicilia y representantes de la familia Lebarón, con el argumento de no que no se prestará a un show y el eventual uso propagandístico del evento.
Y por si ello fuera poco, el endurecimiento de la política migratoria, con el uso de elementos de la Guardia Nacional para contener el libre tránsito de migrantes centro y sudamericanos por territorio mexicano, en busca del sueño americano, como parte del cumplimiento del compromiso asumido en la materia con la administración Trump.
Estos tres rubros, ponen de manifiesto la determinación del ciudadano presidente de mantener sus decisiones, pese a cualquier critica o la evidencia de los errores en que se puede incurrir, siempre anteponiendo su interés.
Coronavirus
Las autoridades del sector salud comenzaron a informar de manera cotidiana sobre la vigilancia en torno a posibles casos de coronavirus en el país, e iniciaron lo que puede considerarse como una campaña preventiva, al difundir las medidas que se deben adoptar para prevenir el contagio.
Con ello, aunque positivo, se propician los recuerdos de la crisis que se vivió en el país hace poco más de una década con el ingreso de la influenza que llevó a la adopción de medidas extremas.

No hay comentarios

Deja un comentario