Por Alex Villegas…

El reconocimiento de un gran socio en política migratoria, externado por la administración Trump, sin duda fortalece la determinación del ciudadano presidente de frenar el flujo de viandantes a territorio nacional, en busca del sueño americano.
De ahí que el ciudadano presidente no modifique su postura y justifique las acciones de confrontación y contención realizadas por elementos de la Guardia Nacional, para frenar el desplazamiento de integrantes de la caravana que pretendió en el pasado reciente ingresar a territorio mexicano de manera violenta.
Evidentemente las leyes son para respetarse, pero no hay que dejar de lado que la tradicional política migratoria mexicana, de libre tránsito por su territorio varió en 2019 como consecuencia de las amenazas de la administración Trump de imponer sanciones a México, en el caso de que no colaborara para frenar el flujo migratorio, lo que llevó al ciudadano presidente a endurecer la política nacional a través básicamente de las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana, Relaciones Exteriores y Gobernación.
Bajo ese contexto, las críticas derivadas de la actuación de los elementos de la Guardia Nacional, surgidas incluso de personajes como Porfirio Muñoz Ledo, poco o nada importan al ciudadano presidente, quien no duda en justificar las acciones de contención, y subrayar que se realizan con pleno respeto a las garantías individuales.
Como sea, en este caso es inevitable recordar dos máximas, aquella expresada por el célebre tuxpeño Jesús Reyes Heroles “en política la forma es fondo” y la no menos popular “París bien vale una misa”.
Por lo pronto la administración Trump obsequió al ciudadano presidente con un placebo que en el plano personal se traduce en gloria para sus oídos.
Coronavirus
Los riesgos sanitarios por el ingreso de una nueva cepa de coronavirus al país, fueron reconocidos por el ciudadano presidente, al tiempo que resaltó las acciones que realiza su administración en torno a dos casos posibles.
Sin embargo, ante las críticas sociales derivadas entre otros factores de la propuesta de rifar el avión presidencial y las acciones en materia de migración, además de la operación del Insabi, no se debe dejar de considerar que de nueva cuente el ciudadano presidente busque desviar la atención social, para sacar a su administración del ojo del huracán.

No hay comentarios

Deja un comentario