Por Alejandro Villegas…

La situación no cambia, en la 4T, los pobres siguen cargando con el costo social. Bajo la lógica del mal menor, el ciudadano presidente explicó que en Tabasco se decidió inundar zonas pobres, para no dañar Villahermosa.
Los más pobres cargan con el costo social, así de simple.
Y con ello, aceptó que hubo una culpa, y por lo tanto un culpable de las afectaciones que sufren no pocos tabasqueños, como consecuencia de las precipitaciones pluviales atípicas. Pero sobretodo por la forma en que se operó la presa Peñitas.
Aunque claro sin precisar cifras, como es su costumbre, el ciudadano presidente aseguró que se cuenta con los recursos necesarios para hacer frente a la situación.
Lo que no se percibió, quizá por la pandemia, durante la gira de fin de semana fue la cercanía con los damnificados, el baño de pueblo que tanta falta haría para palpar la determinación social del ciudadano presidente de estar cerca de la población que lo requiere.
Sin embargo, lo que si se trató de proyectar fueron las acciones en materia de protección civil, apoyo a damnificados, operación de albergues y la solidaridad tanto social como oficial, en apoyo de la ciudadanía afectada.
Semáforo
Las medidas de previsión que entran en vigor para tratar de frenar el rebrote de COVID, en la CDMX, ponen de manifiesto el riesgo que prevalece en el país. La denominación de semáforo naranja con alerta, en realidad es una aceptación de que la capital nacional está en rojo.
La ocupación hospitalaria, los contagios y decesos a causa del coronavirus son parámetros que percibe en directo, el grueso de la población y debieran causar alerta.
En paralelo, la realización del Buen Fin aunada a la cercanía de la conmemoración Guadalupana y la temporada decembrina, proyectan un panorama complicado.
Pero ello, al parecer, no disminuye el optimismo del ciudadano presidente, para quien todo indica la situación no está complicada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here