El Procu” (Historias de Narcopolítica)

Por: Gildo Garza

Varado entre el pantano de expedientes que existe en las fiscalías de la Ciudad de México, los textos señalan a un grupo delincuencial comandado por ministeriales que era apadrinado por el Subprocurador de Averiguaciones Previas, se encuentran la desaparición de 6 personas en la ahora Alcaldía Miguel Hidalgo, a quienes despojaron de sus propiedades y jamás se volvió a saber de ellas ni de su paradero.

Uno de ellos un ciudadano Francés y su familia, otros dos ciudadanos Americano, del cual un contacto de la Embajada Americana y el Departamento de Justicia, me ha comentado ciertos datos que ponen en entredicho nuevamente los protocolos de investigación para agentes y funcionarios y la opacidad existente en las instituciones que procuran justicia en el país.

El grupo fundado por Francisco Hernández Gómez ‘Pancho Cayagua’ -quien fue ejecutado en octubre de 2017- y Armando Hernández Gómez ‘El Ostión Cayagua’ en colaboración con ex miembros de Los Zetas como Ricardo López Castillo ‘El Moco’ y Omar Romero. ‘El Colosio’ – ambos están bajo custodia. Los cuatro formaron un «grupo de resistencia» al que llamaron La Unión de Tepito desde 2008 y que sigue siendo una de las principales causas de violencia en la Ciudad de México hasta el día de hoy.

De ahí, comenzaron a extender sus brazos oscuros en los cuales aparte de dedicarse al trasiego y venta de droga, controlaban la comercialización de fayuca, secuestros, casinos, prostitución y tráfico de órganos. Nadie sabía lo que pasaba en la Ciudad de México; la delincuencia de la Unión de Tepito operaba a plena luz del día en las distintas alcaldías de la ciudad, bajo el cobijo de la Procuraduría General de Justicia.

De las disparidades entre la Unión de Tepito y el grupo de la resistencia, sobresalen dos articulaciones criminales, el Cártel de Tláhuac y Los Chilangos, grupos operativos que se refugiaron en 5 alcaldías capitalinas; Álvaro Obregón, Benito Juárez, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo y Tlalpan.

Esta organización es dirigida por Lenin Jonathan Canchola, de 35 años, quien ha estado dos veces preso por robo y robo de automóvil. El grupo, que se dedica principalmente a la distribución de drogas, surgió en la alcaldía Álvaro Obregón, como escisión de la Unión de Tepito y se disputaba el territorio con la banda del Maestrín.

En el auge de los grupos delincuenciales y las alianzas con carteles de renombre como los Arellano Félix, Beltrán Leiva y Zetas, la Procuraduría Especial de Investigación para la Atención del Delito de Secuestro en la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México prestó protección entre los años 2010 al 2011 a capos que descansaban y hacían negocios en la Ciudad de México, se han documentado por lo menos 14 operaciones, donde en esos años Heriberto Lazcano Lazcano visitó dos domicilios ubicados en la Alcaldía Álvaro Obregón y mantenía a una de sus parejas en un departamento exclusivo de la avenida Anatole France frente al Barezzito de Polanco.

«Ahí siempre había 3 vehículos de la Procuraduría General de Justicia de la ciudad en calidad de escoltas, para la dama». Señalan vecinos en las declaraciones plasmadas en dichos legajos.

Durante el mes de febrero de 2014 fue detenida una banda de secuestradores en la alcaldía Tlalpan quienes tenían a 2 víctimas mutiladas y secuestradas; en el operativo participó la policía federal y fue la procuraduría general de la república quien comenzó las indagatorias de los hechos. Esta banda delictiva secuestro a 3 estudiantes de las delegaciones Álvaro Obregón y Miguel Hidalgo; según la investigación realizada por Monte Alejandro Rubido García y el secretariado ejecutivo de la Secretaría de Seguridad Pública, dicha banda era comandada por 4 agentes ministeriales los cuales estaban a las órdenes de la Subprocuraduría de Averiguaciones Previas Desconcentradas en la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

En esa investigación la banda de secuestradores afirmó que durante 2013 también ejecutaron a 6 personas extranjeras de la alcaldía Álvaro Obregón a las cuales les ordenaron desaparecer en el parque de Tlalpan. Dichas órdenes fueron dadas por dos personas un agente de la Procuraduría General de justicia a quien sólo identificaron como «el Jimmy» y desde el “El Altiplano” por Óscar Oswaldo García Montoya “El Compayito” líder de la “La Mano con Ojos”, a quien le cargaron más de 600 muertos.

La investigación revela que estas personas fueron extorsionadas por el grupo criminal, les secuestraron familiares y el pago fueron dichas propiedades, las cuales revendieron.

Hasta la fecha la investigación del departamento de Justicia de los Estados Unidos busca entre los nombres y pruebas de la indagatoria “cortada” y enterrada entre los legajos, y ante el tortuguismo de la dependencia, nadie sabe de los policías que fueron señalados en ese entonces.

Sin embargo el titular de la Subprocuraduría de Averiguaciones Previas Desconcentradas en la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México era el ahora fiscal de Quintana Roo, el Maestro Óscar Montes de Oca Rosales.

Traspié

Qué dilema enfrenta Claudia Sheimbaum. No solo tiene que enfrentar las golpizas mediáticas de Hugo López Gattel, sino también equilibrar la contención de la pandemia con el creciente descontento con el confinamiento …

Colofón

Y si todo el mundo es cínico, fue sorprendente que a un político tan congruente e inteligente como el coordinador de MORENA en el Senado, Ricardo Monreal, se le ocurriera el fabuloso texto de: “La emergencia en Tabasco prueba que no se necesita el FONDEN…”

A chambear.

@GildoGarzaMx

Deja un comentario