Al rendir el informe en el Museo de la Ciudad de México, la mandataria local detalló 27 acciones puntuales que se han llevado a cabo durante la pandemia

● Durante su mensaje, Sheinbaum Pardo reconoció y agradeció las labores de la ciudadanía, trabajadores de la salud y servidores públicos durante la emergencia sanitaria

En compromiso con la transparencia y el derecho a la salud, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, presentó el Reporte de la intervención del Gobierno de la Ciudad de México frente al Coronavirus (COVID-19), en el que destacó el esfuerzo titánico realizado por las instituciones nacionales y locales para atender la pandemia.

“Parece en pocas palabras muy sencillo, pero lo que significó para los hospitales, para los institutos nacionales, para el Seguro Social, para el ISSSTE crear equipos de trabajo, capacitar a los médicos, tener el equipo suficiente de protección personal en 15 días, tres semanas, es realmente titánico lo que se ha hecho en la Ciudad de México por todas las instituciones nacionales de salud”, señaló

Al rendir el informe en el Museo de la Ciudad de México, la mandataria local detalló 27 acciones puntuales que se han llevado a cabo durante la pandemia, que contemplan el fortalecimiento del sistema de salud y medidas de higiene; apoyos médicos, alimentarios y económicos a los habitantes; sanitización de espacios públicos; detección y atención de personas con la enfermedad; y coordinación con autoridades federales.

“Ha sido una atención permanente, y vamos a seguir en esta atención permanente hasta que no tengamos una vacuna, la pandemia sigue y es obligación de cada uno de los que somos servidores públicos tener una atención permanente, ir generando nuevos esquemas de atención, pero al mismo tiempo que se ha vivido una situación muy difícil para la ciudad –porque ha sido muy difícil para la ciudad, para el país y creo que en todo el mundo–; también estas crisis representan, desde una perspectiva, distintas oportunidades”, expresó.

Luego de realizar una presentación sobre la evolución y desarrollo de la pandemia, ocupación hospitalaria y posibles escenarios de personas con la enfermedad si no se hubieran tomado medidas por el Gobierno capitalino, Sheinbaum Pardo reconoció y agradeció las labores de la ciudadanía, trabajadores de la salud y servidores públicos durante la emergencia sanitaria.

“Aquí no hemos tenido que poner multas a quien esté en la calle después de cierta hora, no hemos tenido que poner toques de queda y ha habido una enorme participación de la ciudadanía, siempre hay excepciones, pero la gran mayoría ha estado como siempre frente a las dificultades que hemos afrontado de manera solidaria, participativa, haciendo cada quien lo que nos corresponde para poder afrontar la difícil situación que hemos vivido y que aún estamos viviendo”, puntualizó.

Explicó que estrategia del Gobierno de la Ciudad de México para el tratamiento de la pandemia ha tenido como base los siguientes principios: garantizar la salud como derecho; apoyos a los más vulnerables; fortalecimiento de las instituciones públicas; trabajo territorial; democracia, información, comunicación y participación; Plan Gradual hacia la Nueva Normalidad; acciones y medidas con sustento científico; unificar el sistema de salud; uso de tecnología digital e innovación; y la coordinación con el Gobierno Federal.

La atención de la pandemia derivada del COVID-19 en la capital se dividió en cuatro fases:

  1. Preventiva: Preparación Frente al COVID-19 (febrero-marzo)
    Se atiende a pacientes con la enfermedad en 151 unidades médicas de salud y 31 hospitales de la Ciudad de México, por lo que se creó un solo Sistema de Salud donde participan todas las instituciones públicas y privadas en la Zona Metropolitana del Valle de México.

Para fortalecer el Sistema de Salud en la capital del país se trabajó en seis pilares fundamentales: comunicación directa con personal de salud y hospitales; apoyos médicos internacionales de 585 integrantes de la Brigada Henry Reeves; formación de equipos médicos; apoyo del INSABI y del Gobierno de México; fortalecimiento de recursos humanos; y capacitación presencial y a distancia, que contempló mil 717 sesiones con 30 mil 529 participantes de Sedesa y 299 en hospitales con 13 mil 775 asistentes.

“Esto parece en pocas palabras muy sencillo, pero lo que significó para los hospitales, para los institutos nacionales, para el Seguro Social, para el ISSSTE crear equipos de trabajo, capacitar a los médicos, tener el equipo suficiente de protección personal en 15 días, tres semanas, es realmente titánico lo que se ha hecho en la Ciudad de México por todas las instituciones nacionales de salud”, refirió.

También se creó un Modelo Epidemiológico de la Zona Metropolitana del Valle de México para la vigilancia y comportamiento de la pandemia, que fue desarrollado por la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP) en conjunto con los mejores epidemiólogos científicos nacionales e internaciones del IMSS; el Instituto de Medicina Genómica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); y Universidad de Harvard.

Se estableció una coordinación entre el Comité Metropolitano y local para el monitoreo de la pandemia y delinear una estrategia de manera colegiada; a la fecha, se han llevado a cabo 185 reuniones. Asimismo, se generó un Sistema de Información de los Hospitales COVID-19 de la Ciudad de México, a fin de conocer la información y atención de los nosocomios.

En conjunto con el Gobierno de México se ha trabajado en equipamiento de protección personal para médicos, coordinación interhospitalaria, planes de reconversión hospitalaria, equipamiento de ventiladores, otros equipos, así como contrataciones de personal de salud. El Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) se hizo cargo de 301 contrataciones: 135 médicos generales, 35 especialistas, 69 enfermeras generales y 50 enfermeras auxiliares.

Mediante sistema SMS (covid19 al 51515 se han atendido 811 mil 82 usuarios acumulados; 595 mil 534 tamizajes completados; y 50 médicos en Locatel para telemedicina han brindado 2 mil 97 consultas por telemedicina. Con el programa “Hogares Responsables y Protegidos” se han entregado 47 mil 311 kits que contiene un apoyo médico, alimentario y económico a familias con casos sospechosos o positivos de COVID-19.

Reconversión hospitalaria. Se involucraron a todas las instituciones públicas y privadas del sector salud, por lo que de marzo a junio, pasaron de 58 hospitales COVID-19 a 117; de 4 mil 435 camas generales a 7 mil 133; de 539 camas de terapia intensiva a 2 mil 659; de 5 mil 226 médicos y trabajadores de la salud a 6 mil 377. Además, 650 médicos más para reforzar la Unidad Temporal COVID-19 en el Centro Citibanamex, 899 para otros nosocomios y Centros de Salud; y 200 promotores de salud.

Se crearon Triages respiratorios en 32 hospitales de la Secretaría de Salud (Sedesa); y como parte del Plan DN-III-E de la Secretaría de la Defensa Nacional, se incorporaron 2 mil 77 camas adicionales para pacientes graves, lo que aumentó 160 por ciento la capacidad de camas generales y 493 por ciento de cuidados intensivos. El convenio con hospitales privados permitió liberar espacios en sus unidades, a fin de poner a disposición del Gobierno de México el 50 por ciento de sus camas para pacientes COVID-19.

El 23 de marzo, el Gobierno de México suspendió actividades educativas presenciales, mientras que el Gobierno capitalino inició con las primeras acciones de distanciamiento físico en espacios públicos, reforzamiento de medidas de higiene, cierre de oficinas de la administración pública y establecimientos. El 31 de marzo, el Gobierno Federal realizó la Declaración de Emergencia Sanitaria.

  1. Emergencia sanitaria (abril-junio)
    Se reforzaron las medidas de higiene, limpieza y sanitización del transporte público de la Ciudad de México, así como los canales de comunicación con la ciudadanía como el perifoneo en las calles, colocación de carteles y lonas informativas, y mensajes en redes sociales.

Habilitación de la Unidad Hospitalaria Temporal Citibanamexque consta de 854 camas de hospitalización, 36 camas de terapia intermedia y 10 áreas de servicios; al 10 de septiembre se han registrado 2 mil 460 ingresos y 2 mil 135 altas. Para que la ciudadanía pueda consultar las acciones del Gobierno capitalino durante la pandemia, se habilitó la página electrónica https://datos.cdmx.gob.mx/pages/covid19; y el portal para ubicar los Hospitales COVID-19 con disponibilidad de camas https://hospitales.covid19.cdmx.gob.mx.

Se fortaleció el Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM); Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM); y el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano “C5”; así como la atención a familias de personas fallecidas; comunicación de pacientes con sus familiares hospitalizados; brotes de COVID-19 en la Central de Abasto y en el Sistema Penitenciario. También se creó una planta temporal de gel antibacterial en la Central de Abasto y una fábrica de mascarillas N95 en la alcaldía Xochimilco.

El Gobierno de México destinó 19 mil 605 millones de pesos (mdp) y 3 mil 49 mdp a microempresas durante la emergencia sanitaria; el Gobierno capitalino invirtió 13 mil 950 mdp en apoyos directos a la economía familiar para fortalecer el acceso a los derechos en la capital del país, y 3 mil 807.6 mdp para apoyo al desempleo y microcréditos. Además, se han sanitizado105 mil 386 espacios públicos

  1. Semáforo Rojo con nuevas actividades esenciales (junio)
    Como parte del Plan Gradual hacia la Nueva Normalidad, a partir del 1 de junio se implementó el Semáforo Epidemiológico Rojo en la Ciudad de México, lo cual contempló una serie de reglas para actividades de diversos sectores económicos de la capital bajo un enfoque que permitiera equilibrar dos derechos: la salud y bienestar económico.

La mandataria local puntualizó que la mayor parte de la economía se mantiene abierta y hasta el momento no se han presentado brotes de la pandemia.

Durante la implementación del Semáforo Rojo se permitió la apertura del sector primario; minería; tiendas de abarrotes; construcción; fabricación de equipos de transporte; producción de cerveza; industria manufacturera; y servicios profesionales, científicos y técnicos vinculados a las industrias esenciales.

En junio, también se realizó una intensa campaña de comunicación que contempló la elaboración de carteles en los cuales se advirtió las zonas de alto contagio en la ciudad, así como la importancia de la política de quedarse en casa y la concientización sobre la pertinencia de guardar la Sana Distancia.

A la fecha, se han realizado 34 mil 549 registros en el portal de Medidas Sanitarias; 13 mil 500 acciones de revisión realizadas por el Instituto de Verificación Administrativa (Invea); y 5 mil 470 acciones de sensibilización a los operadores de transporte público.

Mediante la estrategia de Gobierno Digital que desarrolló la ADIP, se permitió acelerar la digitalización masiva de trámites y servicios para evitar que la ciudadanía se expusiera a contagios en los espacios públicos.

Para ello, se elaboró la Llave CDMX Cuenta Verificada, que funciona como el primer paso para la integración del expediente digital ciudadano para los trámites y servicios, y la generación de un Sistema Integral de Citas que le permite al ciudadano agendar atenciones personalizadas.

A partir del 10 de junio, se presentó el Programa de Detección, Protección y Resguardo de Casos COVID-19 y sus Contactos que tiene el objetivo de cortar las cadenas de contagio al aislar casos positivos y con ello salvar un mayor número de vidas al detectar de manera temprana los casos con mayor probabilidad de agravarse.

“El programa de detección inició con llamadas telefónicas de LOCATEL y de distintos servidores públicos del Gobierno de la ciudad y posteriormente se ha ido ampliando a lo que son las 38 colonias y hoy 158 colonias, barrios y pueblos donde estamos atendiendo permanentemente”, agregó Sheinbaum Pardo.

Con estas acciones se han identificado a 42 mil 864 personas con síntomas; se han realizado 396 mil 292 visitas informativas casa por casa; entregado 41 mil 542 kits, de los cuales 3 mil 710 contenían un oxímetro.

Además, como parte de la estrategia de rastreo de contactos, al 9 de septiembre se realizaron 75 mil 82 llamadas a casos positivos; 52 mil 115 llamadas contestadas; 38 mil 15 que aceptaron el cuestionario y 8 mil 262 accedieron a dar sus contactos; lo que significó que 16 mil personas fueran atendidas para evitar un aumento en el número de contagios.

  1. Semáforo Naranja con apertura de diferentes actividades de forma gradual (julio a septiembre)
    Se puso en marcha el Programa de Atención Temprana que significó la capacitación por medio de seminarios a distancia de médicos generales de farmacias privadas de la ciudad, ya que muchos pacientes llegaban a los hospitales sobremedicados y que generaban complicaciones.

Sumado a la participación de 25 hospitales (11 de la red de Institutos Nacionales; 10 de la Sedesa; cuatro del ISSSTE) y la colaboración de 15 Alcaldías y cinco triages.

También se han realizado pruebas en conjunto con el fortalecimiento del trabajo territorial del Programa de Colonias, Pueblos y Barrios de Atención Prioritaria donde, al 15 de julio, se intervino en 70 colonias y para el 26 de agosto, se incrementó a 158 colonias.

En la Ciudad de México, se han realizado 338 mil 943 pruebas COVID-19 por parte de la Secretaría de Salud local (Sedesa); del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE); y hospitales privados.

“El que realicemos 6 mil pruebas todos los días acompañado de un trabajo en donde a cada persona que es positiva se le apoya, se le lleva su kit médico, su apoyo alimentario, su permanente comunicación con un médico de LOCATEL, con un médico del 911, su visita a su casa –si es necesario– por parte de las jurisdicciones sanitarias, se convierte realmente en un trabajo integral, no solamente de la prueba per sé y eso es lo que nosotros venimos haciendo”, apuntó Sheinbaum Pardo.

Con las acciones del Programa de Colonias, Pueblos y Barrios de Atención Prioritaria permitió que la positividad en la Ciudad de México disminuyera de 54 por ciento a 25 por ciento.

En total, se han realizado 220 mil 685 visitas informativas casa por casa; mil 218 contactos se canalizaron para la aplicación de una prueba; 4 mil 290 entregas del Programa Hogares Responsables y Protegidos; se orientó a 209 mil 132 personas; se efectuaron 13 mil 23 llamadas totales a casos positivos, de los cuales 9 mil 196 fueron contestadas de casos positivos y usuarios de SMS; se han realizado 60 mil 380 pruebas en Quioscos de la Salud.

El programa Salud en tu Vida se enfocó en detectar de manera temprana a personas con diabetes, hipertensión y obesidad para que tuvieran un seguimiento médico, a fin de crear un sistema único de información para todos los pacientes con comorbilidades. A la fecha, se han detectado 7 mil 328 mediante los flujos de SMS; 2 mil 854 personas con riesgo de padecer alguna enfermedad crónica; mil 153 derechohabientes del IMSS; 640 derechohabientes del ISSSTE; y mil 167 sin derechohabiencia.

La Ciudad de México también participa en el estudio clínico en el que se probará la efectividad de los medicamentos Mesilatode Camostat y Artemisia annua para el tratamiento de pacientes con síntomas leves y moderados de COVID-19, con el objetivo es inhibir la replicación viral, evitar la hospitalización de personas o el uso de terapia de oxígeno suplementario después de 14 días de tratamiento.

El Gobierno capitalino habilitó la notificación de resultados COVID-19 por medio de la APP CDMX, que permite informar vía celular si una persona es positiva y con ello orientarlos a una atención temprana para romper la cadena de contagios.

Durante el evento la Jefa de Gobierno entregó reconocimientos a servidores públicos por su compromiso y acciones durante la pandemia a representantes de los Hospitales Balbuena; Dr. Belisario Domínguez; Dr. Enrique Cabrera; Iztapalapa; Milpa Alta; Dr. Rubén Leñero; Tláhuac; La Villa; Xoco; Torre Médica Tepepan; Pediátrico de La Villa; CRUM; y jurisdicciones sanitarias de otras Alcaldías.

En el evento estuvieron presentes el ​​​​​​​subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del Gobierno de México; Hugo López-Gatell Ramírez; el director general del IMSS, Zoé Robledo Aburto; y las secretarías de Salud capitalina, Oliva López Arellano; de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación, Rosaura Ruiz Gutiérrez; y el titular de la ADIP, José Antonio Peña Merino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here