La operación logística diseñada por el Pentágono para distribuir la vacuna de la biotecnológica Moderna contra la COVID-19 ya está en marcha, e igual que ocurrió hace una semana con la distribución de la vacuna de Pfizer, las primeras inyecciones se administrarán el lunes.

“La distribución de la vacuna de Moderna ya ha comenzado”, manifestó este sábado el general del Ejército, Gus Perna, encargado de la Operación Warp Speed (Máxima Velocidad), organizada por la Casa Blanca con la ayuda del Pentágono para facilitar una distribución lo más rápida posible.

Perna detalló que Moderna ha enviado sus dosis a las instalaciones de la empresa estadunidense McKesson, dedicada a la distribución de medicamentos y que se encargará de transportar la vacuna de Moderna a 3 mil 800 puntos del país.

La actual operación es mucho mayor que la que se organizó el pasado fin de semana para repartir en 636 puntos la vacuna de Pfizer, la primera aprobada por las autoridades estadunidenses.

“Las cajas se están preparando y cargando hoy mismo. Los camiones comenzarán a distribuirlas mañana, desde FedEx y UPS, para entregar las vacunas al pueblo estadunidense”, añadió Perna.

Cada una de las cajas que se está cargando en los camiones contiene 10 dosis de la vacuna, que necesita ser conservada a temperaturas de -20 grados centígrados.

La vacuna de Moderna debe ser administrada en dos dosis con 28 días de diferencia y tiene una eficacia del 94.1 por ciento

El viernes por la noche, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), el ente que regula la comercialización de fármacos en EU, autorizó la distribución y el uso de la vacuna de Moderna.

Está previsto que la próxima semana se distribuirán 5.9 millones de dosis de la vacuna de Moderna y otros 2 millones de la de Pfizer por todo el país, lo que aumenta notablemente la capacidad de EU para inmunizar a sus sanitarios, que tienen prioridad para recibirla.

Deja un comentario