arena cdmx 1

Funcionario de la CDMX movió el aparato judicial para buscar un teléfono que perdió en la Arena CDMX

Durante la madrugada del viernes 11 de noviembre uno de los asistentes al concierto de ese día se pasó de copas, perdió su teléfono y una cadena de oro, en su intento por recuperarlos protagonizó una pelea en el interior de la Arena CDMX; por si esto fuera poco, movió sus influencias en el aparato de justicia de la CDMX y logró cerrar por algunas horas el recinto de conciertos.

Se trata de Rafael Emiliano Azuceno Ramírez, en el sitio web de la Agencia Digital de Innovación Pública del Gobierno de la Ciudad de México, aparece en el organigrama como director ejecutivo de Operación Institucional.

Según su cuenta en una red social de perfiles laborales, se identifica como director de Fortalecimiento Institucional en el Gobierno de la Ciudad de México.

Influyentismo y abuso de autoridad

Azuceno Ramírez movió sus influencias y el aparato de Procuración de Justicia para buscar un celular y una cadena de oro que perdió alcoholizado; abusó de su posición privilegiada detonó un inmenso despliegue para cerrar la Arena Ciudad de México.

 

Esto fue lo que pasó

El funcionario público fue a un evento el viernes en la noche, en el recinto en Azcapotzalco.

En estado de ebriedad, ya cuando era la madrugada del sábado, y pasado de copas, protagonizó un escándalo y después una riña, al interior, lo atendieron paramédicos de la Arena CDMX y del ERUM y se le condujo a un hospital privado en donde la Arena ha absorbido los gastos.

Pero después el funcionario se dijo víctima y quiso mover todo el aparato de justicia a su favor

Presentó una denuncia ante la fiscalía capitalina por los delitos de robo agravado y lesiones, para intentar tapar el sol con un dedo, ese acto de prepotencia e influyentismo, derivó en el despliegue de más de una decena de elementos del Grupo Especial de Reacción e Intervención, el GERI de la Policía de Investigación, la madrugada del martes, solo para buscar las pertenencias del servidor público.

 

La riña es un evento aislado que se dio entre particulares y por el cual se está cometiendo arbitrariamente una orden de cateo, la orden está limitada a solicitar los videos y a solicitar que se le permita el acceso al personal de la Secretaría de Seguridad Pública.

-dijo el abogado de la Arena CDMX.

La pregunta es ¿y si fuera un ciudadano de a pie?, ¿se hubiera activado un dispositivo de esa magnitud?

El abogado de la Arena de la CDMX argumentó que se le brindó el apoyo al servidor público que en estado de ebriedad protagonizó la riña colectiva.

Es un servidor público que desconocemos la causa de por qué esté afectando a la empresa, sin embargo es importante recalcar se le dio algún apoyo con la intención de salvaguardar sus intereses, sin embargo, legalmente no estamos obligados a ello, la obligación legal es únicamente de una responsabilidad civil pero por los daños ocasionados por terceros no es responsabilidad de la empresa.

-expresó el abogado.

Hablamos de exceso policiacos, todo por un sujeto que desde su posición privilegiada movió todas sus influencias para buscar sus pertenencias tras un supuesto robo, en la diligencia, los elementos de la fiscalía pidieron revisar el área de G3 a la altura de los baños y la zona de respaldo donde se realizan las grabaciones.

Clausuran la Arena CDMX en diligencia irregular

El personal de la Arena les brindó las facilidades, sin embargo recorrieron otras áreas del recinto que no son las marcadas en el oficio.

Me encuentro afuera de la fiscalía de Azcapotzalco en razón de que el fiscal está ordenando el aseguramiento del inmueble, aseguramiento totalmente ilegal en razón de que no existe dentro de la orden de cateo, ninguna instrucción de juez, ni ninguna facultad para llevar a cabo esta diligencia.

 

A las 4 de la mañana, elementos de la fiscalía capitalina, colocaron sellos de la carpeta de investigación alrededor del inmueble, que quedó bajo resguardo de la policía de investigación.

Retiran los sellos de la Arena CDMX

Horas después, los sellos fueron retirados por la autoridad.

Exceso de copas, berrinche, prepotencia, e influyentismo de uno solo que afectó a miles de fuentes de empleo directos e indirectos, que suman esfuerzos para brindar satisfacciones y entretenimiento a más de 22 mil espectadores desde hace 10 años

Y no conforme con el derroche de recursos de la fiscalía capitalina empleados, el funcionario intenta activar otra diligencia haciendo uso de su cargo en el gobierno capitalino.

La buena noticia para el público siempre fiel de la Arena Ciudad de México, es que su lugar favorito ya está abierto, la taquilla está abierta y sigue en pie su agenda de conciertos y eventos

Fuente: ADN 40.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.