Gerardo Ortega Otero “El colombiano”, el verdadero mandamás de Quintana Roo.

Playa del Carmen Quintana Roo a 26 de octubre 2020 (Quintana Roo Press).-

Por: Carlos Antonio Mimenza Novelo

Uno de los mejores amigos y hasta asesores del gobernador Carlos Joaquín, es Gerardo Ortega Otero, alias el colombiano, quien prácticamente está detrás del poder y muchas decisiones del gobierno estatal son tomadas por él, ¿Pero quién es este colombiano que gobierna en Quintana Roo?

Ortega Otero inició como vendedor de comida a unas cuadras del palacio de Solidaridad, donde hizo amistad con Joaquin González, quien en la posterior elección fue postulado a la alcaldía de dicho municipio por el PRI. Para aquel entonces “El colombiano” ya había dejado el puesto de comida y entró de lleno a la campaña, donde fungió desde asistente, coordinador de logística y recolector de las “aportaciones” de empresarios locales que veían en Carlos Joaquin, el candidato idóneo para hacerse de dinero, pues no hay que olvidar que Solidaridad es es de los municipios más visitados del país, ya que cuenta nada más y nada menos que con Playa del Carmen, el destino turístico por excelencia de México.

“El colombiano” poco a poco se fue haciendo de propiedades en Solidaridad y otras partes del Estado, mismas que no coincidían con su salario como funcionario municipal, todo apuntaba a que pasaba charola con el visto bueno del entonces presidente municipal, Carlos Joaquín, para cobrar derecho de piso a comerciantes, empresas y hasta los propios grupos de delincuencia organizada que se establecieron en la entidad.

Al jugar Carlos Joaquin la gubernatura por la coalición “UNE”, el colombiano hizo gala de sus habilidades para buscar recaudadores que aportaran a la campaña del candidato de la coalición PAN-PRD. Tras el triunfo de su amigo como gobernador de Quintana Roo, Ortega Otero no solo aumentó sus cuentas bancarias, también su poder, ahora en toda la geografía estatal, donde incluso logró imponer a su esposa Samaria Angulo Sala como regidora en el municipio de Solidaridad, en tanto que dio cabida a los grupos del narcotráfico en el Estado, siendo el encargado de repartir los territorios entre los cuatro cárteles que dominan la entidad.

De ser un comerciante que trabajaba para estar al día, ahora cuenta con residencias, se la vive viajando de manera constante entre Colombia y Miami, aunado a sus lujosas propiedades y su poder económico y de decisión en el Gobierno del Estado. Gerardo también funge como el organizador de las fiestas privadas donde el gobernador da rienda suelta a sus placeres carnales.

A raíz de la llegada de Carlos Joaquin al poder, la violencia e inseguridad se ha disparado, orillando a muchas personas a dejar el Estado. De acuerdo a la revista Forbes, Quintana Roo se ha convertido en un paraíso perdido que se encuentra al borde del colapso, precisamente por las decisiones tomadas por el mandatario, cuyo asesor estrella es Ortega Otero, a quien poco le importa el bajo perfil y hace uso de su poder y prepotencia en cualquier situación, tal como la ocurrida durante la toma de protesta de su esposa como regidora, donde aseguró que tenía gente armada a su mando para cuidarlo, mismos que son pagados por el gobierno estatal.

La presunta relación de Otero con los grupos del narcotráfico no son nuevas, es un secreto a voces y sería inexplicable que el mandatario no haya escuchado estas versiones y hecho un examen de confianza a sus trabajadores y colaboradores cercanos, ¿Será a caso el colombiano un próximo Garcia Luna? Lo cierto es que el paisano de Pablo Escobar, es quien toma gran parte de las decisiones del Estado, siendo el verdadero poder tras el trono.

Deja un comentario