Gobierno federal ordena seguridad para el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro por presuntos ataques y amenazas en su contra por un cartel delictivo, por lo cual el presidente de la  república Andrés Manuel López Obrador dio la instrucción de ponerse en contacto y brindarse protección.

El ejecutivo señaló que también desconocía las amenazas de las que estaba siendo víctima la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) Rosario Piedra Ibarra, por la investigación del caso del joven Giovanni López quien fuera asesinado por policías de Ixtlahuacán de los Membrillos en Jalisco, por lo cual recibirá protección también.

Indicó que detrás de las amenazas del gobernador y la presidenta de la CNDH hay algo que será investigado, por lo cual consideró que era importante que su gabinete se pusiera en contacto con ellos y así poder evitar que pase a mayores.

López Obrador señaló que la Secretaría de Seguridad Pública será la encargada de custodiar a las víctimas en lo que se lleva el proceso de la investigación, donde claramente apuntó se están afectando los intereses creados, puesto que su gobierno no pacta con la delincuencia y permite que haya acuerdos en lo “oscurito”.

Resaltó que el gobierno de la Cuarta Transformación se dejó atrás los acuerdos que tenían anteriores administraciones que estaban coludidos con esos grupos criminales que causaron mucha muerte en el país.

No hay comentarios

Deja un comentario