Por Ricardo Burgos Orozco

 

Rafael se había sentido muy mal desde los días anteriores, tenía catarro y dificultad para respirar, sin fiebre. Pensó con mucho miedo que había contraído Covid 19. Lo primero que hizo fue aislarse de su esposa y sus dos hijas, una de 13 y otra de 10 años de edad, pero con el temor de que ya era demasiado tarde. Acudió a hacerse una prueba rápida en el macro quiosco instalado en la explanada de la alcaldía Benito Juárez, a un lado de la estación del Metro Parque de los Venados y por fortuna, resultó negativo.

El estudio duró unos diez minutos, pero Rafael tuvo que llegar desde las 7 de la mañana para solicitar su ficha y formarse a prudente distancia con otras personas quienes también querían hacerse el examen. A las diez y media de la mañana ya estaba saliendo, pero feliz y tranquilo. De inmediato le mandó un mensaje a su esposa por el celular para darle la buena noticia.

Llegó a la explanada de la alcaldía Benito Juárez a las 6 y 25 de la mañana, muy abrigado, cubrebocas y careta. Vive en la colonia Miravalle. Se subió en la estación Ermita de la Línea 12 Metro y se bajó en Parque de los Venados, un recorrido muy corto de dos estaciones. Le daba temor la cercanía con la gente en el vagón, pero trató de aislarse lo más posible. A esa hora por suerte todavía no había muchos usuarios.

Me dijo una trabajadora del Gobierno de la Ciudad de México que las fichas para la detección rápida de Covid las entregan a partir de las siete de la mañana. Se reparten sólo 150 diariamente para evitar aglomeraciones. El examen es gratuito.

La mujer, de unos 45 años de edad y con un chaleco color verde con el logo de las autoridades capitalinas para identificarla, se mostraba amable con toda la gente que acudía. Un hombre formado se desesperaba porque la fila no avanzaba con la rapidez que deseaba, llegó la empleada y lo tranquilizó.

Otra dama, vestida con pants deportivos, también le pidió al desesperado que guardara la calma porque quienes ya tenían ficha seguro les iba a tocar. Me dio la impresión que el tipo estaba más nervioso que otra cosa. Después de una hora, el hombre pasó, lo sentaron, le aplicaron un hisopo en la nariz y salió a los diez minutos.

Las personas que están atendiendo los módulos me explicaron que en la alcaldía Benito Juárez hay siete espacios parecidos para aplicar las pruebas rápidas de Covid 19. No saben cuánto tiempo van a permanecer, “hasta que diga la jefa de gobierno”.

Mientras tanto, en las 195 estaciones de la red del Metro todos los usuarios ya usan cubrebocas, es una obligación. Muy pocos traen careta también, pero es imposible mantener la sana distancia, sobre todo en las horas “pico” y en lugares como Pino Suárez, Pantitlán, Zapata, Centro Médico, Hidalgo, Tacubaya, Balderas. En los andenes hay pegotes en el piso con el lema: sana distancia para guardar el espacio de metro y medio entre personas y en las paredes la invitación para no hablar durante los recorridos para evitar contagios con la secreción de la saliva.

En las últimas semanas la gente se ha confiado, está saliendo a la calle nuevamente y utilizando el Metro. Es cierto, la mayoría lo ha hecho por necesidad, pero también al parecer nos estamos acostumbrando a convivir con el virus. Por lo que sea, en la calle hay que usar cubrebocas y si se puede también careta, evitar reuniones y fiestas y al regresar a casa atender el protocolo de limpieza y sanitización.

He visto en el Metro algunas personas que usan cubrebocas con válvulas. La Organización Mundial de la Salud no las recomienda ya que protege a quien la usa, pero no a los demás, debido a que filtra las partículas del aire exterior cuando la persona inhala, pero permite el escape de partículas cuando exhala.

Nunca podremos tener una cifra de usuarios contagiados en el Metro, pero las autoridades de la Ciudad de México establecieron 51 puntos de alto riesgo en las 12 líneas, entre ellas Chapultepec, Indios Verdes, Insurgentes, Chabacano, Taxqueña, La Raza, Basílica. Por eso, más vale prevenir con sana distancia, cubrebocas, careta y atendiendo las indicaciones sanitarias.

 

Deja un comentario