El huracán Iota, que la noche del lunes tocó tierra en Nicaragua con categoría 4, se degradó este martes a tormenta tropical, pero mantiene su amenaza de “inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra potencialmente catastróficos”, informaron los meteorólogos.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) indicó en su boletín que Iota es una tormenta tropical con vientos máximos sostenidos de 65 millas por hora (105 km/h) que se desplaza hacia el oeste con una velocidad de traslación de 12 millas por hora (19 km/h).

Los meteorólogos alertaron, sobre todo, de los “potenciales catastróficos deslizamientos de lodo” que se pueden producir en zonas de Centroamérica hasta el jueves próximo.

La tormenta tropical “se moverá este martes hacia el interior a través del norte de Nicaragua y, esta noche, atravesará el sur de Honduras” antes de disiparse cerca de El Salvador en la mañana del miércoles.

Según el pronóstico del NHC, Iota se degradará a depresión tropical esta tarde y se transformará en un remanente de baja presión el miércoles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here