Con el objetivo de reducir la propagación del Covid-19, la Comisión Permanente hizo un llamado a la Secretaría de Salud y sus homologas en los estados del país, para que fortalezcan las campañas de información sobre el uso adecuado del cubrebocas entre la población. 

El dictamen aprobado por el Pleno, señala que ante la falta de tratamiento específico o vacuna, las medidas no farmacológicas deben ser implementadas adecuadamente para disminuir la carga de la enfermedad, entre ellas, el uso de cubrebocas o mascarillas faciales. 

Refiere que el estudio realizado por Proceedings of the Royal Society, destaca que con el uso estandarizado de una mascarilla facial, combinada con las medidas de distanciamiento social, la transmisión del Covid-19 puede reducirse hasta en 50 por ciento. 

El uso adecuado de este producto, permite contener la emisión de gotitas y aerosoles emitidos por los individuos al hablar, toser o estornudar, precisa el estudio. 

Los legisladores insistieron en que es fundamental impulsar campañas en las que se informe sobre las recomendaciones que hacen las autoridades sanitarias para el uso correcto del cubrebocas. 

Se debe explicar de manera clara que antes de ponérselo, las manos deben ser lavadas, cubrir nariz y boca, evitar tocarlo y en caso de hacerlo, es necesario lavar nuevamente las manos, cambiarlo cuando este húmedo y recordar que no se comparte con nadie. 

 

El uso de cubrebocas constituye más que una recomendación, pues es una obligación que debe estar a cargo de las autoridades estatales y municipales, ya que un cambio de color en el Semáforo Sanitario, dependerá de que la ciudadanía se cuide, se finaliza.

 

Deja un comentario