Margaret Keenan, de 90 años, fue filmada y fotografiada mientras se le administró la vacuna —en torno a las 6.30 GMT— en el Hospital Universitario de Coventry, en el centro de Inglaterra.

Keenan, a quien sus amigos y familia llaman Maggie, recibió la primera de las dos dosis de la vacuna de la enfermera May Parsons, de origen filipino, en medio de una gran atención mediática al marcar el comienzo de lo que el Gobierno del Reino Unido ha denominado el “V-Day” (Día de la V o vacunación).

El primer ministro británico, Boris Johnson, dio las gracias a sanitarios y científicos por hacer posible el comienzo de la vacunación contra la COVID-19, después de que una mujer de 90 años fuese este martes la primera persona del Reino Unido y el mundo en recibir la vacuna de Pfizer/BioNTech.

“Hoy empiezan las primeras vacunaciones en el Reino Unido contra la COVID-19. Gracias a nuestro NHS (Sanidad pública), a todos los científicos que trabajaron tan duro para desarrollar esta vacuna, a todos los voluntarios”, escribió Johnson en su cuenta de Twitter.

El jefe del Gobierno, quien en abril estuvo hospitalizado tras contagiarse del virus, también dio las gracias a los que han cumplido con las medidas restrictivas para controlar la enfermedad y concluyó su tuit afirmando: “vamos a combatir esto juntos”.

Por su parte, el líder de la oposición laborista, Keir Starmer, escribió en Twitter que este martes es un “día trascendental” y resaltó que “hay luz al final del túnel”.

“Es crucial que todos continuemos cuidándonos al seguir las recomendaciones de la sanidad pública”, agregó el líder laborista.

Deja un comentario