Tras una maratónica sesión, con 65 votos a favor y 51 en contra, senadores aprobaron durante la madrugada de este miércoles, en lo general, el dictamen relativo a la extinción de 109 fideicomisos.

Desde muy temprano, el martes los colectivos, familiares de víctimas y comunidad científica cercaron las instalaciones del Senado en un intento por impedir que esta comisión sesionara para aprobar la extinción de fideicomisos.

Los senadores se trasladaron a la antigua sede del Senado en Xicoténcatl, que ya estaba resguardada por cientos de granaderos y ahí lograron después de varios intentos, aprobar esa minuta enviada por la Cámara de Diputados.

Acto seguido se convocó a la sesión a las 19 horas donde arrancó la discusión sobre la desaparición de eso fideicomisos a pesar de varios intentos de la oposición por reventarla primero por falta de quórum y después tratando de restarle votos a Morena al exigir que Alejandro Armenta, quien dio positivo a Covid hace 10 días,  se retirara del recinto pero el presidente de la comisión de Hacienda no aceptó.

Al posicionar el dictamen sobre desaparición de los 109  Fideicomisos, Armenta  aseguró que se abusó de estas figuras desde el año 2000 sobre todo por la industria facturera que incurrió en una serie de saqueos pero se ufanó de que “hoy concluye esa fase del saqueo”.

Dicen que para que la cuña apriete debe ser del mismo palo y fue el senador de Morena, Germán Martínez, a quien el PVEM le cedió su tiempo para posicionar, quien le enmendó la plana y aseguró que “la corrupción no está en los fideiocomisos” sino en las operaciones que se hacen bajo esta figura por lo cual pidió “no matar al paciente si está enfermo”.

NO ME ARRODILLO

Martínez Cázares anunció su voto en contra de eliminar estos 109 fideicomisos y en vez de ello demandó regular estas figuras para lo cual recordó que Irma Eréndira Sandoval, hoy secretaria de la Función Pública planteó una Ley General sobre Fideicomisos.

“Yo no me aflijo ni me aflojo, solo me arrodillo ante mis principios y conciencia, esta vez acompaño a personas como Elena Poniatokska, nuestro ultimo Premio Nobel, Mario Molina a la UNAM, que han advertido del error de desaparecer estos fideicomisos (…) No quiero que nos demos un balazo en el pie en soberanía universitaria, se pueden poner en riesgo proyectos”, advirtió

El ahora senador morenista defendió la funcionalidad de los fideicomisos y recordó el Fideicomiso para el Centro Histórico que hizo Andrés Manuel López Obrador cuando fue Jefe de la ciudad de México o el Fideicomiso para la Reconstrucción luego del sismo del 2017 que realizó Morena.

¿REBELION?

Pero la rebelión a la orden del presidente López Obrador también se trasladó al PT, quien en voz de la senadora, Geovanna Bañuelos de la Torre confirmó su negativa a acompañar la desaparición de los 109 fideicomisos y defendió 37 de ellos.

“Disentir no significa abandonar este proyecto, decirle a veces que no al Presidente también es una forma de ayudarle al pueblo de México”, estableció

La petista recordó que el Legislativo debe ser contrapeso al Ejecutivo y si bien reconoció que hay corrupción en los Fideicomisos consideró que no se debe generalizar y en vez de ello se deben establecer controles de esos recursos.

Recalcó que el PT no puede darle la espalda a los campesinos, científicos, periodistas, académicos, creadores, población afectada por desastres, a la educación, ciencia , tecnología y el medio ambiente.

“La desaparición de fideicomisos lacera el bienestar del Pueblo de México”, estableció

Los legisladores de Morena alegaban la  opacidad en la administración de los  fideicomisos y celebraban que con su extinción se logra que los recursos lleguen directamente a las personas que los necesitan.

“Vamos a eliminar el cascarón del huevo, pero no el huevo, el cascaron está podrido”, atajó Morena a través del senador Rubén Rocha Moya.

El coordinador de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado rechazó el dictamen en todos sus términos porque, dijo, desconoce derechos conquistados de los mexicanos. La insensibilidad y desprecio por los sectores a los que se afectan con la reforma, señaló, “obedece a fundamentos autocrático, a la gestión y el estilo de gobernar del actual gobierno de la República”.

El PRI a través de la senadora Nuvia Mayorga, advirtió que el pueblo ya le cobra la factura a Morena por esas decisiones que solo le perjudican.

“Nos vemos en los tribunales, pero en los tribunales del pueblo,  ya se dio una muestra en Coahuila e Hidalgo”, aseveró

Deja un comentario