Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía afirmó que la decisión de prohibir la comercialización de 19 marcas de quesos y 2 marcas de yogurt, se tomó para darle certidumbre a los consumidores y preservar su salud.

La funcionaria explicó que la medida se basó en la puesta en marcha de la Ley de Infraestructura de la Calidad que el Congreso aprobó hace unos meses, en una Norma Oficial Mexicana de 2014 y en pruebas de calidad realizadas por la Procuraduría Federal del Consumidor, sustentadas en evidencias científicas.

Confió que los productores remediaran el incumplimiento a la norma, para continuar con la comercialización sus productos y pugnó porque este conflicto también se resuelva favorablemente para los consumidores y para el funcionamiento del Estado de derecho.

“Estamos dando certidumbre a los consumidores, como en la 051, vigilando la salud y sabiendo que la etiquetas dicen lo que contienen los productos. (…) Por supuesto que no es una medida que tomamos el viernes pasado y la pusimos en marcha el lunes o el martes. No es una medida que se tome en una sola oficina, es un trabajo colaborativo con la Procuraduría Federal del Consumidor. (…) Los quesos que son quesos, se siguen vendiendo en las tiendas departamentales, los que no son quesos, son los que se han retirado, porque no cumplen con la Norma Oficial. (…) No estamos en contra de la comercialización, pero tenemos por atribución y, por tanto, obligación de hacer cumplir las normas oficiales mexicanas”.

La secretaria de Economía, afirmó que después un segundo trimestre de recesión a consecuencia de la pandemia por Covid-19, hoy la economía muestra una recuperación que está en marcha.

Reconoció que la epidemia de coronavirus, provocó un freno a la economía y una baja en el consumo, además de que interrumpió cadenas de proveeduría e impactó los mercados bursátiles.

Al comparecer ante la Comisión de Economía del Senado, como parte de la Glosa del II Informe de Gobierno del Ejecutivo Federal, Graciela Márquez resaltó que la reapertura parcial de las actividades no esenciales contribuyó a detener el deterioro de la economía y poco a poco se han mostrado signos de recuperación.

“A su vez la recuperación en el mercado interno está en marcha, el retorno a las actividades productivas conforme a lo indicado en el semáforo sanitario, ha ido incorporando sectores, más y más sectores a la actividad productiva. La adopción de protocolos sanitarios ha permitido un retorno seguro para trabajadores y consumidores. Si bien aún persisten restricciones en la operación completa de establecimiento industriales, comerciales y de servicios la producción y el consumo han revertido la trayectoria del segundo trimestre de 2020. Hay una recuperación en marcha, luego de un cierre deliberado”.

Sostuvo que México debe aprovechar la coyuntura de la pandemia y las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, para atraer más inversiones extranjeras.

“El acceso al mercado de Norteamérica y una tendencia al acortamiento de las cadenas de proveeduría producto de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, así como los efectos de la pandemia del Covid-19, abre una oportunidad para traer más inversión extranjera a México”.

Mencionó que hasta hoy se han abierto 290 mil puestos de trabajo y afirmó que se ha revertido ya la tendencia a la pérdida de empleos.

Dijo que las exportaciones serán en el futuro una palanca para la recuperación económica.

Recordó que desde finales de abril pasado, el gobierno arrancó el Programa de Apoyos Financieros a Empresas Familiares, para mitigar los efectos económicos de la pandemia.

Hasta hoy del 1,451,000 créditos que contempla el programa, se ha entregado ya la mayor parte de éstos, entre mayo y junio pasados.

No hay comentarios

Deja un comentario