El diputado Éctor Jaime Ramírez Barba (PAN), secretario de la Comisión de Salud, informó que su bancada no avalara el periodo extraordinario al que convoca la Cámara de Diputados para modificar la Ley de Adquisiciones, Arrendamiento y Servicios del Sector Público, a fin de que el Gobierno federal pueda comprar medicamentos en el extranjero.

“Es un despropósito. Sin duda que no estamos aquí para ser oficialía de partes del Ejecutivo federal, debería tener el Presidente el mínimo respeto de los manotazos hacia su bancada y más hacia otro poder. Lo que ellos estarán pretendiendo es tratar de hacer que la salud de los mexicanos se encuentre todavía más devastada”, indicó en video conferencia con las senadoras Alejandra Reynoso Sánchez y Xóchitl Gálvez Ruíz.

El pasado 23 de julio, los diputados de Morena, PT y PES, integrantes de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción en una reunión presencial votaron a favor del dictamen que presentó el diputado Mario Delgado Carrillo (Morena), el cual busca adicionar un párrafo quinto al artículo primero de la Ley de Adquisiciones, Arrendamiento y Servicios del Sector Público, para que el Ejecutivo federal pueda recurrir al extranjero para adquirir medicamentos, insumos o servicios médicos sin una licitación de por medio y hacer compras directas.

El legislador panista señaló que el Ejecutivo federal pretende hoy violar la Constitución, la cual establece que a través de una licitación pública que debe tener transparencia, eficacia, economía, oportunidad, entre muchos otros criterios, pero el más importante es la seguridad, “ busca ahora que un tercero en el extranjero compre algunos insumos”.

“Nos parece una gran irresponsabilidad, que va a poner en riesgo la salud de los mexicanos por muchísimas áreas, la primera es porque no sabemos su calidad, es el único argumento que se va a tener ahora para hacer que primero tú compras un producto y después a ver si Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) que camina lento, de reversa y muerto, está avalando una calidad de medicamentos traídos quién sabe de qué país, quién sabe en qué idioma venga las instrucciones, como si fuera muy fácil adquirir estos productos en el extranjero”, dijo.

El diputado panista expuso que México que tenía la experiencia para hacer licitaciones, que tiene una planta farmacéutica capaz de surtir las necesidades del mercado mexicano, “hoy se ha visto francamente debilitada por este capricho gubernamental para combatir la corrupción”.

“Estamos siendo una oficina de paso para tratar de hacer un periodo extraordinario que pareciera inútil cuando más de 70 por ciento de las adquisiciones las han hecho en lo obscurito, comprando a sobreprecio, haciendo pedidos incompletos, haciendo lógicas inadecuadas, y todo con un margen de corrupción impresionante”, añadió.

“Me indigna venir a la sesión extraordinaria cuando el Presidente y todo el equipo de la Cuarta Transformación no han tenido una sola muestra de compasión ante las miles de familias que hoy sufren por la ausencia de sus seres queridos, que hoy con datos que dio el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) están batallando para llevar alimento a sus casas. Me indigna venir acá con tantas fallas del Ejecutivo de información para los mexicanos, con tantas muertes que pudieron a ver sido evitadas ”, concluyó.

 

1 Comentario

Dejar respuesta