papa francisco lavado de pies semana santa

Papa celebra el lavado de pies del Jueves Santo

El papa Francisco celebró la misa del Jueves Santo en la cárcel de Civitavecchia, junto a algunos presos a los que lavó los pies.

El papa Francisco acudió este jueves a una prisión para celebrar con los presos la misa “In coena domini” de Jueves Santo, que conmemora la Última Cena, y se arrodilló ante ellos para el lavatorio de pies, animándolos a ayudarse entre sí.

A diferencia de los otros años, el Vaticano ha optado por mantener esta misa bajo una gran reserva y ni siquiera anunció el paso del papa por esta cárcel, la sexta que visita por Jueves Santo en la última década, desde 2013.

En las únicas tres imágenes difundidas por el Vaticano se ve al papa arrodillado ante los detenidos a pesar de su dolor de rodilla y a ellos, hombres y mujeres de diversas edades y nacionalidades, provistos de mascarillas.

Durante la misa, el pontífice explicó en una homilía improvisada que, con ese gesto, Jesús enseñó el valor de ayudarse entre sí: “Deben lavarse los pies los unos a los otros, uno sirve al otro, sin intereses”, exhortó.

“¡Dios perdona todo y siempre! Somos nosotros los que nos cansamos de pedir perdón. Cada uno de nosotros tiene algo que lleva en el corazón desde hace tiempo. Pidamos perdón a Jesús”, exclamó.

Francisco ha convertido en una tradición oficiar la misa “In coena domini” de Jueves Santo con los más desfavorecidos, como enfermos, inmigrantes y muy especialmente presos.

Por la mañana, el papa dio inicio a los ritos de la Semana Santa con la misa Crismal en la basílica de San Pedro ante miles de personas, después de que el coronavirus redujera al mínimo el aforo en los últimos dos años.

En esta liturgia se conmemora la institución del sacramento del orden sacerdotal por Jesucristo en la Última Cena y se dedica a la renovación de los sacerdotes de sus votos de pobreza, castidad y obediencia. Por eso, el papa se dirigió a su clero.

En concreto, alertó de tres formas de “idolatría escondida” en las que los pastores de la Iglesia pueden incurrir: la mundanidad espiritual o la “cultura de lo efímero”, la “primacía al pragmatismo de los números” y las estadísticas o “el funcionalismo”.

“Un cura mundano no es otra cosa que un pagano clericalizado”, espetó.

El papa Francisco empezó así los ritos por el Triduo Pascual, los tres días que llevarán a la Pascua del próximo domingo, la décima de su pontificado.

Fuente: Noticieros Televisa.

No Comments

Deja un comentario