Ernesto Cordero, expresidente del Senado, rechazó las acusaciones de Emilio Lozoya, ex director de Pemex, de que recibió sobornos del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, por aprobar la reforma energética que impulsó esa administración.

En su cuenta de Twitter, el ex panista y ex secretario de Hacienda, escribió:

«Rechazo categóricamente las acusaciones en mi contra que aparecen en diversos medios de comunicación, atribuidas a @EmilioLozoyaAus. Son falsas, sin sustento ni pruebas. Siempre he actuado con legalidad en las responsabilidades que he desempeñado como servidor público».

No hay comentarios

Dejar respuesta