La corrupción es de larga herencia y difícil de eliminar, por lo que el gobierno federal trabajará con mayor severidad hasta erradicarla, indicó el presidente Andrés Manuel López Obrador durante el dialogo con la comunidad del Hospital Rural, en Zongolica, Veracruz.

“Esto no les gusta a los que estaban acostumbrados a lucrar, pero se van a ir acostumbrando porque no va a haber tregua, no vamos a dar ni un paso atrás; al contrario, cada vez va a haber más severidad en el combate a la corrupción”, reiteró AMLO.

Recordó que uno de los aciertos más importantes del nuevo gobierno es haber impulsado una reforma legal que hoy tipifica a la corrupción como delito sin derecho a fianza, cosa que no ocurría desde hace 25 años:

“Ahora es otra cosa, ahora todo se transparenta, porque no somos tapadera de nadie. Vamos a dar a conocer todo lo que era este régimen corrupto. Ya se modificó la Constitución y ahora es delito grave la corrupción y no hay posibilidad de obtener fianza”, dijo.

El mandatario federal sentenció pese a que le hagan plantones frente a Palacio Nacional no va a ceder ni será cómplice.

Entre los actos de corrupción que se combaten desde el gobierno federal, mencionó la nueva medida de eliminar la figura de los intermediarios en la implementación de programas sociales que benefician a las comunidades más pobres:

“Por eso hasta me están haciendo plantones enfrente del Palacio Nacional. No voy a ceder. A mí me gusta que la gente luche, porque yo vengo de ser opositor; que luche, nada más que se luche por causa justa, porque yo nunca fui un rebelde sin causa. Pero no: ‘Vamos a cerrar las calles, vamos a cerrar las carreteras y que así vamos a negociar’. Se acabó eso, no voy a ser cómplice de la corrupción.”

Deja un comentario