El senador José Erandi Bermúdez Méndez, del PAN, presentó una iniciativa para que la Procuraduría Federal del Consumidor reduzca a un plazo no mayor a 30 días la resolución de conflictos entre consumidores y proveedores de bienes y servicios; y que estos no finalicen años después como sucede actualmente.

El documento detalla que una vez presentada la queja ante la PROFECO, la institución notificará al proveedor dentro de los siguientes nueve días. A su vez, el ofertante tendrá nueve días para presentar un reporte de lo sucedido.

En un máximo de 23 días de haberse presentado la denuncia ambas partes deberán desahogar el conflicto en una audiencia organizada por la Procuraduría. En su defecto, se extenderá cinco días más para dicho fin.

 

El legislador reitero que la función jurídica de la PROFECO consiste en lograr que las partes involucradas lleguen a un acuerdo que beneficie a ambos. En caso de no terminar el conflicto en este primer paso, la institución funge como árbitro hasta su término. Se trata de evitar que se prolongue y que, por el contrario, se resuelva en un periodo no mayor a un mes, recalcó.

 

Recordó que México fue uno de los primeros países en atender los derechos de los consumidores, dijo, que hay denuncias que tardan años en tener una resolución y eso deja de lado el principio de justicia pronta y expedita de la cual deben gozar los ciudadanos.

 

Agregó que el fomentó a la cultura de la denuncia tendrá resultados siempre y cuando exista confianza en las instituciones y los consumidores conozcan sus derechos.

 

“Queremos incorporar estos cambios para que la PROFECO tenga “garras y dientes” y el consumidor no tenga incertidumbre de que pasaran años para concluir el conflicto. Que los proveedores de bienes o servicios sepan que existe un defensor que vigilara las denuncias” concluyó

 

La iniciativa fue turnada a las Comisiones Unidas de Economía y de Estudios legislativos.

No hay comentarios

Dejar respuesta