Ciudadanos clausuran simbólicamente las oficinas de Aguakan en Cancún; exigen fin del modelo privado en el manejo del agua

Cancún, Quintana Roo.- Ciudadanos de Cancún y Playa del Carmen se movilizaron para clausurar simbólicamente las oficinas de Aguakan en el Municipio de Benito Juárez, Quintana Roo donde la empresa mencionada mantiene operando su concesión otorgada en los Municipios de la zona norte de Quintana Roo hasta el año 2053 por el gobierno de Roberto Borge a cambio de un pago de un mil millones de pesos que la empresa ha utilizado para lucrar con el acceso al vital líquido con cobros abusivos a la población.

Juan Carlos Beristain exige salida de Aguakan

El activista Juan Carlos Beristain, ex candidato de Morena en Playa del Carmen y promotor de la salida de Aguakan del Municipio desde la entrega de la concesión señaló que la concesión es ilegal desde su nacimiento por contravenir el Bando Municipal, además de obtener ingresos trimestrales superiores a los 682 millones de pesos durante 2022 y sólo haber desembolsado un pago de un mil millones de pesos por una concesión de cincuenta años representa un atraco a la vista de todos.

Además puntualizó que durante la consulta popular de 2022 durante la elección estatal de Mara Lezama el rechazo social fue contundente con un 95% de la gente exigiendo la salida de Aguakan del Estado de Quintana Roo.

Entre los convocantes estuvo Jesús Cajún, quién manifestó se trata de defender los derechos humanos, «basta de atropellos de parte de Aguakan, casi todos hemos vivido en carne propia los malos tratos y las cosas que ha hecho esta empresa en contra de la ciudadanía», expresó.

Foto: Cancún, Clausuran oficinas de Aguakan (2023)

Añadió que esperan que Benito Juárez, Puerto Morelos y Solidaridad sigan los pasos de Isla Mujeres para retirar la concesión a la empresa: «Aguakan no cumple con la normatividad que marca la ley, venden aire en lugar de agua, cuando le abres a la llave te marca que estás consumiendo agua cuando en realidad es aire, además de que el agua no es potable sino clorada. El agua potable debe ser pasada por un proceso para que pueda ser consumida; no se tendrían que comprar garrafones de agua porque se supone que te están vendiendo agua potable, no cumplen con la normatividad».

«Apoyo la causa debido a las graves anomalías por parte de la empresa Aguakan; hagamos conciencia de que solamente unidos vamos a poder sacar adelante este proyecto. Isla Mujeres ya hizo propio para terminar la concesión de Aguakan», dijo Apolinar Ramos.

Al respecto, Rebeca Solís extendió la invitación a toda la sociedad: «una solución es que la ciudadanía se organice y clausuremos las oficinas de Aguakan en la avenida Yaxchilán. Los invitamos el 19 de mayo, a las 10 de la mañana, para que nos acompañen todos los que han sufrido abusos por parte de la empresa» según información de Grupo Pirámide.

No Comments

Deja un comentario