El todavía presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se encuentra en Álamo, Texas, donde puso su firma en el muro fronterizo de Estados Unidos con México y resaltó que gracias a esta barrera, la unión americana se encuentra más protegida del acceso de los migrantes mexicanos y de Latinoamérica.

Aunque aún falta para que se termine su construcción, dejó en claro que él cumplió con su mayor propuesta de campaña y que está muy difícil que el nuevo gobierno lo pueda derivar.

En su discurso, tachó al coronavirus como “China virus”, y por ello llamó al presidente electo, Joe Biden a seguir cerrando las fronteras de Estados Unidos.

Aunque se preveían manifestaciones en Texas por la visita del mandatario, hasta el momento no se ha reportado ningún incidente.

La imagen del Trump aguerrido quedó atrás y se mostró conciliador e incluso terminó dando la bendición y como en pocas ocasiones, mencionó a la comunidad hispana en su discurso.

Deja un comentario