g7 162139

El G7 aborda un mecanismo global de defensa contra las futuras pandemias

Los líderes del G7 reunidos en Cornualles (suroeste de Inglaterra) abordaron este sábado la creación de un mecanismo global de defensa ante futuras pandemias que permita la detección temprana de patógenos peligrosos y el desarrollo acelerado de tratamientos y vacunas.

En su primer encuentro en persona desde que estalló la crisis del coronavirus, los mandatarios del grupo de países ricos estudiaron tanto vías para acabar con la actual pandemia como programas para asegurar que no se repite la devastación provocada por la covid-19, que ha contagiado al menos a 175 millones de personas y matado a 3,7 millones.

Además de los miembros permanentes del grupo -Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Japón, Canadá y la Unión Europea-, participaron en la sesión los tres países invitados al evento por el Gobierno británico, que ejerce de anfitrión: India, Australia, Suráfrica y Corea del Sur.

El consejero científico del Gobierno británico, Patrick Vallance, presentó ante los mandatarios las conclusiones de un grupo de expertos sobre métodos para prevenir nuevas pandemias, mientras que el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, conminó a los líderes a hacer mayores esfuerzos para asegurar la vacunación en los países en desarrollo.

DEFENSAS SANITARIAS PREPARADAS EN 100 DÍAS

Desde que estalló la actual crisis sanitaria hasta que las primeras vacunas contra el coronavirus fueron aprobadas pasaron más de 300 días; el primer tratamiento efectivo contra la covid-19 recibió luz verde en 138 días -dexametasona- y la OMS respaldó un test diagnóstico rápido en 238 días.

Vallance argumentó ante los líderes del G7 que todos esos plazos pueden reducirse a tan solo 100 días si con antelación se han preparado las infraestructuras necesarias, se ha difundido la tecnología y el conocimiento imprescindible, y se ha previsto cómo movilizar la financiación adecuada.

En una charla con periodistas tras la sesión plenaria, el experto recalcó que para cumplir ese objetivo es necesario que numerosos países lleven a cabo de manera rutinaria investigaciones médicas, ensayos clínicos, y cuenten con capacidad para manufacturar y distribuir fármacos y vacunas.

Advirtió asimismo que todos esos recursos para luchar contra el virus deben estar respaldados por un sistema efectivo de identificación temprana de amenazas.

«El sistema de vigilancia debe ser global, debe contar con la capacidad adecuada para recoger muestras y debe asegurar que la información se comparte», afirmó Vallance.

MAYOR AMBICIÓN PARA VACUNAR AL MUNDO

El director general de la OMS afirmó por su parte tras la sesión plenaria del G7 que el objetivo de donar 1.000 millones de dosis para finales del próximo año, que el grupo de los Siete debate en esta cumbre, no será suficiente para cubrir las necesidades globales de inmunización.

Tedros afirmó que para vacunar al 70 % de la población mundial van a hacer falta 11.000 millones de dosis, y puso sobre la mesa del G7 el «reto» de que ese objetivo se haya cumplido cuando los mandatarios del grupo vuelvan a reunirse el próximo año en Alemania.

Indicó asimismo que para lograr que el 10 % de la población esté inmunizada para septiembre, son necesarios 100 millones de dosis adicionales este mismo mes de junio y 250 millones más en los tres siguientes meses.

«En las naciones del G7, medidas de salud pública en combinación con las vacunas están reduciendo los casos y las muertes a los niveles más bajos desde que se inició la pandemia, pero hay muchos otros países que afrontan un incremento de casos y lo hacen sin vacunas», esgrimió.

Insistió al mismo tiempo en la necesidad de suspender las patentes de las vacunas contra el coronavirus para facilitar que los países en desarrollo tengan acceso a ellas.

«Si no podemos usar una exención de la propiedad intelectual ahora, en esta situación sin precedentes, en una pandemia que ha tardado cien años en llegar, ¿cuándo la usaremos? ¿Para qué tenemos esa provisión?», se preguntó Tedros.

A ese respecto, el consejero científico del Gobierno británico sostuvo que la medida por sí misma «no resolverá» el problema, y recalcó que hay que solucionar asimismo problemas como la transferencia de la tecnología necesaria y la capacidad de manufactura.

Tedros se mostró de acuerdo en la importancia de esos factores, pero consideró que levantar las patentes es «absolutamente central» y debe hacerse como paso previo al resto de medidas.

40 Views
No Comments

Deja un comentario