La Cámara de Diputados aprobó un proyecto de decreto para reformar la Ley Federal del Trabajo, con que los empleados que hacen home office tendrán acceso a nuevos derechos que sus empleadores estarán obligados a cumplir.

El dictamen reforma el artículo 311 y se adiciona el Capítulo XII Bis de la Ley Federal del Trabajo, en materia de teletrabajo, y modifica el significado de home office de la siguiente forma:

Y agrega, en el artículo 330, que las relaciones laborales deben desarrollarse en más del 40 por ciento del tiempo en el domicilio del trabajador, o el lugar que elija fuera de la oficina, para que pueda considerarse home-office.

l cambio de trabajo presencial a home office debe ser voluntario; y las partes tendrán derecho a revertirlo a la modalidad tradicional.

Por otro lado, los derechos laborales deben ser los mismos que quienes van a la oficina.

Los empleadores deberán asumir los costos derivados del teletrabajo o Home Office, es decir, el pago de servicios de telecomunicación (internet) y la parte proporcional de electricidad, así como otros insumos, según una reforma avalada en la Cámara de Diputados.

El Home Office es una modalidad laboral que se volvió indispensable ante la pandemia por el Covid-19; sin embargo, las condiciones laborales no siempre fueron respetadas y surgieron varias quejas de trabajadores al respecto. 

Deja un comentario