Los nietos de Picasso y de Calder presentan obras por primera vez juntos en el Museo Picasso Málaga

0
58

María Esther Beltrán Martínez

 

Málaga, España.-  Los nietos,  Alexander S. C. Rower, Presidente de Calder Foundation,  New York y Bernard Ruiz-Picasso, Copresidente de Fundación Almine y Bernard Ruiz-Picasso para el Arte (FABA);presentan la primera exposición en España dedicada a explorar los vínculos creativos  entre sus abuelos respectivos Calder-Picasso.La exposición reúne más de cien obras.

Bernard Ruiz-Picasso en entrevista manifestó su alegría de esta exposición en la que se hace presente el tema del vacío y la ausencia de espacio en las obras tanto de Pablo Ruiz Picasso como de Alexander  Calder.

“El concepto de está exposiciones explorar la trayectoria de grandes maestros del siglo XX, Calder- Picasso quiénes crearon obras con muchas similitudes por lo que surge el  inicio de esta exposición, en su concepto es profundizar en el vació que hay en el arte. Hay siempre un vació en el cual la percepción de ver siempre cambia”explica el nieto de Picasso.

Estos artistas Picasso- Calder nacieron a finales del siglo XIX y sus respectivos padres  eran artistas de formación clásica. Dejaron sus países de orígen y se marcharon a trabajar a Francia donde adquirieron su estilo y conviviendo con otros artistas  nutrieron sus creaciones y dieron un estilo propio a su obra.

Alexander Calder, norteamericano (1898-1976) fue un artista prolífico que desafió el espacio euclidiano convencional y fue más allá de las tres  dimensiones clásicas de altura, anchura y profundidad explorando la cuarta dimensión del tiempo. Sus esculturas figurativas de alambre – definidas por la crítica  en 1929 como dibujos en el espacio delinean volúmenes transparentes, que quedan replicados en las sombras que proyectan sobre la pared. La composición de sus móviles no objetivos es  infinitamente variable, activada por los caprichos de la naturaleza, desdibujando las fronteras entre pintura, escultura y coreografía y dinamizando el espacio de manera impredecibles. Y Pablo Picasso, español (1881-1973)  el vacío se expresaba como una necesidad creativa, nacida de su conciencia de la mortalidad. En sus dibujos, pintura y esculturas, nos encontramos con el mismo principio que consiste en crear figuras añadiendo formas orgánicas, así como una forma inesperada de manejar el volumen dentro de los límites del lienzo. A medida que Picasso simplificada. Explica los especialistas.

Calder y Picasso innovaron con maneras inéditas de percibir los grandes temas del arte. El diálogo entre los dos está  abierto a infinitas posibilidades, pero hay un nexo vital en la exploración y explotación del vacío.

José Lebrero indicó que el si bien hay ciertos paralelismos y sin energías en el trabajo de estos dos íconos de la modernidad, sus encuentros personales fueron escasos. Se conocieron en 1931, cuando Calder presentó su primera exposición de esculturas no objetivas en la Galerie Percier de París.

Lo que presenta el Museo Picasso Málaga es una visión  general de la extensa obra de Calder con una selección de sus figuras tridimensionales de alambre así como de sus creaciones artísticas más conocidas como son los móviles y el stabile además de sus posteriores  constelaciones, torres y gongs.

“Creador de formas, innovador de la línea y el espacio, el artista investigó la fuerza de la gravedad, el tránsito del aire y la intervención de azar. Su curiosidad y amplitud intelectual le llevó a revolucionar  la escultura a través del potencial cinético del arte, experimentado con materiales variados en sus obras al introducir elementos de la naturaleza como el soplo del viento. Según observó Jean-Paul Sartre, Calder no sugiere el movimiento, sino que lo encarna: “un objeto de Calder es semejante al mar y fascinante como este: siempre recomienza, es siempre nuevo”.

“Picasso personalizó la exploración centrándose en el yo interior emocional. `Para el incansable Picasso, el vacío  se expresaba como una necesidad creativa, nacida de su conciencia de la mortalidad. En sus dibujos, pinturas y esculturas, nos encontramos con el mismo principio que consiste en crear  figuras añadiendo formas orgánicas, así como una forma inesperada de manejar el volumen dentro de los límites del lienzo. A medida que Picasso simplificada o purificaba la solidez de una figura, accedía a la verdad del modelo”. Explica la curadora.

Añade que aunque habitaron territorios opuestos- Calder exploró abstracciones multidimensionales, mientras Picasso investigó constantemente el cuerpo humano y animal-esta  exposición invita a experimentar las formas y a entender el espacio real de conversación entre los dos artistas.

La exposición permite ver las obras en diferentes ángulos y disfrutar de su estructura. Además de conocer más la creatividad artística de estos personajes que revolucionaron el arte en el siglo XX.

Facebook Comments

No hay comentarios

Dejar respuesta