En medio de reclamos por el rezago educativo que se ha profundizado  entre  niños y adolescentes, y la  falta de herramientas tecnológicas, el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, aseguró que los padres de familia y los más de 30 millones de alumnos “están felices” y satisfechos por la educación a distancia que reciben a través de “Aprende en Casa II” que puso en marcha el gobierno federal para este  año escolar, con lo que se evitaron contagios ante la pandemia e incluso que el uso del tapabocas será obligatorio para el regreso a clases presenciales.

“Hemos aplicado encuestas y, lo que vemos es que la mayoría de las niñas y de los niños expresan que en la educación a distancia, literalmente, están felices. Nosotros lo interpretamos como la felicidad de estar permanentemente con su madre, permanentemente con su familia, con su padre. Pero, conforme crece la edad que transforma el sentimiento y quienes más padecen la educación a distancia son los jóvenes, porque tienen rota la libertad de poder socializar y poder hacer su vida como la tenían previamente”.

Sin embargo, el titular de la SEP recibió una retahíla de críticas por la desaparición de las escuelas de tiempo completo, la retención de salarios a maestros, el recorte de presupuesto a las escuelas normales y los insatisfactorios resultados del Programa Aprende en Casa II.

Los senadores Emilio Álvarez Icaza, sin partido; Joel Padilla, del Partido del Trabajo; Gabriela Benavides, del Partido Verde; Claudia Edith Anaya, del PRI; Rubén Rocha, de Morena y Minerva Hernández y Guadalupe Murguía, del PAN, coincidieron que resultaba alarmante la decisión gubernamental de desaparecer las escuelas de tiempo completo.

El titular de la SEP se comprometió ante los senadores que las 27 mil escuelas de tiempo completo, que atienden a una matrícula de 3.5 millones de alumnos, con 160 mil maestros, no desaparecerán y tendrán presupuesto (suficiente) en 2021.

“Es por ello que la Secretaría de Educación Pública ha venido gestionando de manera permanente, sin descanso, reiterada, necia ante todas las autoridades competentes, en múltiples reuniones con todos los niveles de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la importancia de que las escuelas de tiempo completo sigan dando a nuestra educación lo que le está dando. (…) Hoy les puede decir que las escuelas de tiempo completo tendrán presupuesto en el 2021”.

Durante el tiempo que duró su comparecencia, el secretario de Educación se mantuvo firme y no se quitó el cubrebocas, pese a la solicitud que el presidente del Senado, Eduardo Ramírez, le hizo.

Y explicó porque esta decisión:

“Lo que sucede es que en las normas que estamos impulsando para el regreso a clases, cuando sea posible, vamos a considerar el uso del cubrebocas obligatorio y, lo mejor es el ejemplo, por eso es que no me lo quito”.

 

Deja un comentario