La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informo que en un recorrido terrestre contabilizó 137 cadáveres de lobos marinos de California (Zalophus californianus), 136 machos y una hembra, en Playa San Lázaro, Bahía de Ulloa, Municipio de Comondú, Baja California Sur.

De estos ejemplares, cuatro se encontraron recién varados, por lo que, conforme al ‘Protocolo de Atención para Varamiento de Mamíferos Marinos’, se procedió a su medición y se les tomaron muestras de cerebro, pulmón, corazón, hígado, riñón y grasa corporal para determinar las posibles causas de muerte.

Diversos laboratorios practicarán análisis histopatológicos, toxicológicos y bacteriológicos de las muestras tomadas por la Profepa, a fin de que expertos las estudien y determinen las posibles causas del varamiento y muerte de los ejemplares de lobos marinos hallados sin vida. De esta manera, las autoridades ambientales podrán aplicar las medidas correspondientes para la protección de esta especie y del ecosistema.

 

Deja un comentario