La diputada Frinné Azuara Yarzábal (PRI) propuso reformar la Ley General de Salud para crear un apartado específico que incluya la participación de la ciudadanía en el Sistema Público de Salud, con el objetivo de determinar prioridades y evaluar la eficacia de los servicios

Asimismo, apoyaría la fiscalización de los recursos financieros aplicados al sector, tal y como lo marca el Programa Nacional de Salud, sostuvo en un comunicado.

La legisladora dijo que al robustecer la participación social en la salud empodera a los ciudadanos en los programas institucionales, aumenta la calidad de vida individual y colectiva, y asegura el éxito de las acciones preventivas y de promoción de la salud.

Explicó que el apartado que plantea a dicha ley incluye la participación de los usuarios en tres rubros: los órganos de decisión de las instituciones públicas de salud (juntas de gobierno u órganos similares); las funciones de contraloría social; y evaluación de la calidad de los servicios en las unidades médicas y en materia de salubridad general.

La también secretaria de la Comisión de Salud explicó que se busca que la comunidad gestione su propio cambio y su organización, atienda todos los niveles, desde el ciudadano común, la familia, los líderes locales, el nivel municipal, estatal y federal.

“La participación comunitaria puede aminorar costos, gestionar el mantenimiento, operatividad y sostenibilidad de los programas sociales, al asegurar el compromiso de los ciudadanos con las políticas sociales”, dijo.

Azuara Yarzábal agregó: “el sistema de salud mexicano, siguiendo el ejemplo de muchos otros países, apostó por la atención primaria a la salud, desde los años 70 y construyó programas exitosos”.

Deja un comentario