DE: Pronòsticos

0
92

Los pronósticos del ciudadano presidente y su equipo de salud, encabezado por el ciudadano subsecretario López Gatell, se caen ante la realidad.
El número de contagios, de acuerdo a los reportes diarios, lejos de estabilizarse o ir a la baja, a diez días de que concluya la Jornada Nacional de Sana Distancia, van a aumento.
En paralelo, la aseveración del ciudadano presidente de que se había domado a la pandemia se aprecia hoy como una falsedad, que echa por tierra el compromiso de no mentir.
Ante los hechos, la colectividad, comienza a percibir con claridad a una autoridad que varia el discurso para tratar de dar un manejo regional a la pandemia, además de endosar la responsabilidad de la reactivación social y económica a las autoridades locales.
En medio, por supuesto, de las múltiples dudas que existen sobre la veracidad de las cifras que se presentan a diario, no sólo por lo confuso que puede resultar el modelo centinela, sino por los datos que comienzan a surgir, sobre todo en las otrora benditas redes sociales.
Sin embargo, el ciudadano presidente fiel a su estilo, trata de hacer que a él como a Juárez, el viento no le hace nada.
No cabe duda que aquel que escupe al cielo, corre el riesgo de que lo exhalado le caiga en la cara.
Giras
El compromiso presidencial de esperar el aval de la autoridad sanitaria para reanudar sus giras, es una expresión más de lo urgido que comienza a estar del respaldo del pueblo bueno.
Pero, en paralelo, habría que considerar cuáles serán los protocolos, condiciones o lineamientos a los que deberán -en su momento- sujetarse los organizadores y participantes en los eventos en que tome parte el ciudadano presidente.
Es más que claro que a partir del reinicio de actividades la organización de eventos políticos y toda suerte de eventos masivos variará, pero en principio habrá que ver si el ciudadano presidente acepta cumplir con las normas, o como lo ha hecho hasta el momento, no se coloca en momento alguno un cubrebocas.
Con lo que ha dado un pésimo ejemplo, que pocos o nadie le ha reclamado de manera abierta.

No hay comentarios

Deja un comentario