Por Alex Villegas..

Los videos difundidos en el que se aprecia a Pío López Obrador, hermano del ciudadano presidente recibiendo dinero de parte de David León, de entrada, pone de manifiesto en rasero con el que se debe medir a todos los políticos.
Sin duda, el ejercicio del poder y la ambición por llegar a él, los hace iguales.
A partir del video y de la pretendida apertura del ciudadano presidente, para que se investiguen los hechos.
Aunque no se relacionan de manera directa con el ciudadano presidente, sino con su hermano, de nuevo surgen muchas incógnitas en torno a la forma en que Andrés Manuel López Obrador sufragó su subsistencia y la forma en que conformó su patrimonio, así como la forma en que su movimiento se allegó de recursos, independientemente de la forma en que usó lo mismo al PRD que al PT, hasta crear Morena.
El argumento del apoyo del pueblo bueno, la venta de libros y la carencia de cuentas bancarias y tarjetas de crédito, resurgen en el ambiente.
Antes no lo hizo de manera clara, y como hoy recurrió más a evasivas que a explicaciones concretas y creíbles, pero ahora el ciudadano presidente tiene ante si la oportunidad de explicar con detalles sus fuentes de financiamiento y la forma en que subsistió, lo cual sin duda serviría de ejemplo para más de un ciudadano que requiere de recursos para subsistir en medio de la crisis.
Covid
Con casi 60 mil decesos por COVID-19, el doble de los 30 mil que no hace mucho estimó el ciudadano subsecretario López Gatell, resulta poco creíble la pretendida expresión de que la pandemia va a la baja.
Sobre todo, si se considera que a partir de la reapertura económica, en el corto plazo se registrará un repunte en el número de contagios y por supuesto de decesos.
De ahí que lejos de festinar, el ciudadano presidente y su séquito debieran prepararse para atender el escenario crítico que se presentará en breve de manera inevitable.

Deja un comentario