La Unidad Nacional se escurre por las fisuras del Pacto Fiscal

0
138

Por: Abraham Mohamed

México se encuentra al borde del abismo económico lo cual será peor que la pandemia del COVID-19, por todo lo que entraña en violencia e inseguridad social por la hambruna que habrá y por lo que los pueblos enloquecen.

Creo que de no corregir su acciones de gobierno, el Presidente López Obrador que ya perdió la credibilidad que tenía cuando asumió el poder apoyado con 30 millones de votos, nos sumirá en una situación de ingobernabilidad, con estallidos sociales de incalculables consecuencias que ¡no…no….no…no queremos!

A todos nos consta que es un mentiroso contumaz, porque “ahorita dice una cosa y luego dice otra”.

Darte ejemplos, sería engorroso, perder tiempo y espacio. No vale la pena hacerlo. A ti te consta, como a todos nos consta, que lo que te digo es cierto.

Por eso, ante la ominosa amenaza de la catástrofe económica, financiera, comercial, industrial, de empleos y ya no se diga política que está desatada, ahora anuncia, con su acartonada cachaza, la nueva ocurrencia para salvarnos de la catástrofe y que es su “Decálogo para Frenar la Caída de la Economía y todo esto que ha producido la pandemia del Coronavirus” ¡Hágame usted el refavor carbón….!

Pero a ver…que presenta el señor presidente en su  nuevo Decálogo:

Avienta por delante “su prioridad” –que es electorera- de que tendrán prioridad para mejorar, el 70% de los mexicanos donde están los más pobres que se beneficiarán con los apoyos de créditos de $25,000 y las limosnas  Programa del Bienestar” y que con su Decálogo, se beneficiarán los otros mexicanos –el 30% restante- “donde están los de la clase “media-media”, la media alta y grandes corporaciones comerciales”, emproblemados todos por la contingencia del Coronavirus.

“Vamos a frenar, a detener, la caída de la economía, todo esto que se ha producido con la pandemia del Coronavirus”, aseguró en un mensaje en redes sociales.

“Sí va a caer la economía, -reconoció- pero vamos rápido a mejorar la situación económica, es decir va a haber rápido un retorno a la normalidad económica, sobre todo al bienestar que es lo que más nos importa, a que seamos todos felices”, dijo.

¿Usted le cree?….

Ah, pero su refriteada “nueva” estrategia apenas empezó, porque aquí le va su Decálogo:

1.- El gobierno no tolerará actos de corrupción e impunidad; con esto se garantizará que haya piso parejo para cualquier empresario que quiera realizar algún negocio.

2.- Se garantizará que la sociedad no financie el aparato gubernamental colosal, esto permitirá que se liberen fondos para atender a los que más lo necesitan.

3.- Compromiso para garantizar las libertades y proveer de un verdadero Estado de derecho a toda la población.

4.- Si en el pasado, los gobiernos neoliberales impusieron modelos económicos a la fuerza, en su administración no se replicarán esos modelos de “mano dura”.

“No vamos nosotros a limitar ninguna libertad, al contrario, este es un país de mujeres y hombres libres, el gobierno no va a reprimir porque han llevado a cabo modelos económicos con el uso de la fuerza, de la mano dura con la dictadura”. dijo.

5.- Se asegurará que exista paz con justicia social, una de las demandas más sentidas del pueblo de México.

6.- En este punto, López Obrador también repitió que no habrá aumentos de impuestos ni se crearán nuevos y volvió a reiterar que su gobierno no tiene planeado –ojo- “en el mediano plazo”, una reforma fiscal.

7.- Volvió a decir que no habrá nuevos “gasolinazos” y celebró que con la caída internacional de los precios del petróleo, el de la gasolina y diesel también bajen para beneficio del consumidor.

8.- Volvió a anunciar que para estimular el crecimiento económico ya está aprobada la inversión sin precedentes en infraestructura pública para construir el aeropuerto internacional “General Felipe Ángeles” y el Tren Maya que, con dos contratos asignados, generará 60 mil empleos.

9.- Optimista confía en que al entrar en vigor  el T-MEC (Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá) se instalarán más plantas maquiladoras y se impulsará el desarrollo de la industria automotriz.

10.- Confía plenamente en que a partir del 1 de Julio en que entrará en vigor el  T-MEC, habrá más inversión, más empleos y se detonará el crecimiento económico.

Y que se oigan las porras a gaznate abierto…..

Le voy a decir porqué el sarcasmo:

Apenas este pasado viernes 24, en Monterrey, se reunieron los gobernadores fronterizos de Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, Durango y Michoacán con más de 500 empresarios –solo 50 estuvieron presentes- la mayoría participaron por Internet cumpliendo con las medidas preventivas por la contingencia viral, con el propósito de llegar a acuerdos firmes, solidarios, para reactivar la economía en sus respectivos Estados, porque evidentemente no confían en la forma con que el presidente López Obrador actúa ante la crisis actual de violencia e inseguridad y del COVID-19 y  menos para enfrentar la monstruosa debacle económica que está por pegarnos más fuerte que la pandemia. (Muchos creen que habrá disturbios sociales y que la criminalidad, ya de por sí desatada, aumentará mucho más por las carencias que resentirán millones de familias y eso ocasionará más muertos que el Coronavirus).

Para evitar que sus Estados se vean lo menos afectados posible, el Independiente Jaime Rodríguez (NL); los panistas Francisco Javier García Cabeza de Vaca (TAM) y José Rosas Aispuro (Dgo.); el priista Miguel Riquelme (Coah.) y el perredista, Silvano Aureoles (Mich.) acordaron lo siguiente para activarse de inmediato:

1.-Crear mesas de trabajo permanentes entre Gobiernos y Empresarios, especializadas en

las industrias de la Construcción, Vivienda, Manufactura, Agropecuaria, Comercio y

Servicios, Automotriz, Energética y de Instituciones Financieras y

2.-Solicitar al Gobierno de la República:

a).- Revisar la Ley de Coordinación Fiscal.

b).- Homologar con Estados Unidos y Canadá la operación de industrias esenciales.

c).- Flexibilizar y agilizar la Política Fiscal Federal.

d).- Cancelar proyectos no prioritarios (entre los que empresarios citaron la Refinería de Dos Bocas, en Tabasco y el Tren Maya en el Sureste).

El gobernador de Tamaulipas, García Cabeza de Vaca, comentó con la anuencia de sus homólogos, que “tenemos que usar en el federalismo, nuestras competencias y capacidades como palanca de desarrollo para nuestra región. Nosotros aspiramos a un federalismo en el que todos aporten para crear riqueza y bienestar. No ese federalismo que espera a que siempre venga simplemente a rescatar a los Estados”.

Añadió que “el objetivo es continuar acciones en conjunto con el sector empresarial, para la reactivación económica en la región noreste del país y los Estados de Durango y Michoacán, ante el impacto negativo provocado por la emergencia sanitaria del Covid-19.

Y concluyó con un llamado a “cuidarnos mutuamente como región, ante una contingencia que dejará, desafortunadamente, a muchas familias con la pérdida de vidas, desamparadas”.

Trasciende que así como están de decididos a actuar estos cinco gobernadores a los que aquí hice mención, se encuentran los de Jalisco, Aguascalientes, Sonora, Chihuahua, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí y Guerrero.

Creo que con esto se confirma lo que adelanté en mi Candelero anterior sobre la molestia que algunos gobernadores tienen contra el gobierno federal al  que acusan de abusos e inequidad y ahora de abandono e incapacidad para enfrentar la gravísima problemática que tiene en un riesgoso brete al Presidente López Obrador.

Siento, como titulé esta columna, que La Unidad Nacional se escurre entre las fisuras del Pacto Fiscal y que, por bien de la Patria, el señor Presidente López Obrador tiene que hacer rectificaciones en sus proyectos de gobierno y su forma de ejercer su poder, para recuperar credibilidad y confianza que, evidentemente, está perdiendo con gran rapidez.

Las consecuencias de esta pandemia mal manejada, acabaría con su majestuoso propósito de lograr la Cuarta Transformación de México y él, contra todo lo que se esperaba, se iría al basurero de la historia nacional, dejando al país hundido en la desgracia.

ADENDUM:

Como la voz del pueblo es la voz de Dios, y como los mexicanos le ponemos música a la alegría, al amor y al dolor, y como en corridos relatamos tragedias, historias y aventuras, aquí te presento este tema que ya agarra vuelo en el norte de México:

No hay comentarios

Deja un comentario